Cada nivel de dificultad de God of War Ragnarok explicado

Para muchas personas, God of War (2018) es uno de los mejores títulos propios de PlayStation 4, no solo por la excelente historia y el combate del juego, sino también por lo accesible que es. El juego presenta una amplia gama de opciones de accesibilidad, incluidas cuatro configuraciones de dificultad distintas, lo que permite a los jugadores adaptar la experiencia a sus requisitos exactos.

Dios de la guerra Ragnarok de alguna manera se las arregla para ser aún más personalizable, con muchas más opciones de accesibilidad que su predecesor y una configuración de dificultad adicional. Si bien tener más opciones definitivamente es algo bueno para los jugadores, puede hacer que elegir la mejor configuración de dificultad en God of War Ragnarok sea un poco complicado, especialmente para aquellos que son nuevos en la franquicia.

¿Cuál es la mejor configuración de dificultad en God of War Ragnarok?

gof-of-war-ragnarok-niveles-de-dificultad

Dame una historia

Dame una historia está diseñado para personas que quieren centrarse principalmente en la historia, y el combate se vuelve mucho más simple y fácil cuando se selecciona esta opción. Los jugadores deberían pensar en él como un modo muy fácil, lo que lo convierte en una gran opción para aquellos que no están familiarizados con el género hack-and-slash o para aquellos que ya saben que son malos en eso.

dame gracia

dame gracia es efectivamente el modo fácil de God of War Ragnarok. Los enemigos son un poco más duros que en el modo Give Me Story, pero aún así deberían caer sin demasiados problemas. Al igual que el modo Give Me Story, Give Me Grace permite a los jugadores concentrarse en la historia y al mismo tiempo darles una pequeña muestra del combate del juego.

dame saldo

dame saldo es la configuración de dificultad predeterminada en los juegos de God of War y es efectivamente el equivalente de un modo normal. El combate es desafiante pero aún bastante indulgente, con ciertas peleas de jefes que tienen puntos de control para dar cuenta de los picos de dificultad. Con toda probabilidad, Give Me Balance terminará siendo la mejor configuración de dificultad para la mayoría de los jugadores.

No me des piedad

No me des piedad es el modo difícil del juego y se recomienda para aquellos con fuertes habilidades de combate. Las paradas y los bloqueos de tiempo se vuelven mucho más importantes que en los modos más fáciles, mientras que las batallas contra jefes ya no contarán con puntos de control, lo que significa que los jugadores deberán reiniciar desde el principio si se quedan sin salud.

Dame dios de la guerra

Dame dios de la guerra no es para los débiles de corazón. Los jugadores deberían considerarlo como un modo ultradifícil, en el que se requieren reflejos ultrarrápidos. A diferencia de otras configuraciones de dificultad del juego, los jugadores solo podrán seleccionar el modo Give Me God of War desde el comienzo del juego y no podrán volver a seleccionarlo si reducen la configuración de dificultad a la mitad de su juego. Es en gran medida un modo para expertos y uno que la mayoría de los jugadores encontrarán demasiado desafiante.

Dios de la guerra Ragnarok ya está disponible en PS5 y PS4.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba