Ciencia y Tecnología

Perú: Un investigador encuentra oro y restos humanos en un «templo de los muertos»

Los arqueólogos han quedado sorprendidos tras encontrar una tumba de 1.200 años de antigüedad que contenía restos humanos y numerosos objetos de plata y oro.

Los investigadores que trabajan en Perú descubrieron una cámara funeraria y la relacionaron con la civilización sudamericana de los Wari, que floreció en el centro-sur de los Andes y en la zona costera entre el 500 y el 1000 después de Cristo. El vasto imperio de los Wari se construyó en los siglos VIII y IX d.C. y se extendió por la mayor parte de Perú. Huari, su capital andina, fue en su día una de las mayores ciudades del mundo, con 40.000 habitantes, frente a los 25.000 de París en aquella época.

Milosz Giersz, de la Universidad de Varsovia, dirigió la investigación en lo que se conoció como «el templo de los muertos».

Tras el descubrimiento, en 2013, dijo que el hallazgo representaba la «primera tumba imperial real desenterrada».

Dijo a National Geographic: «Cuando empezamos a retirar la capa de más de 30 toneladas de grava, no encontramos ningún tipo de material arqueológico.

«Pensaba que tal vez era esto, pero cuanto más cavábamos nos dábamos cuenta de que había algún tipo de material orgánico, y que debía tratarse de un cuerpo humano».

«Nos dimos cuenta de que sí, de que teníamos una cámara funeraria intacta, pero no sabíamos que ésta era la cámara más importante del yacimiento, y que ésta era la cámara de quizás la mujer más importante de la civilización Wari jamás encontrada.

«Todo cambió cuando aparecieron los primeros objetos de oro y plata».

El Sr. Gierz concluyó: «Tenemos casi todo tipo de material casi perfectamente conservado, es un laboratorio fascinante».

Joyas de oro y plata, hachas de bronce y herramientas de oro ocupaban la impresionante tumba, que constaba de una antigua sala ceremonial con un trono de piedra y una misteriosa cámara sellada con 30 toneladas de relleno de piedra.

Cuando los arqueólogos profundizaron, encontraron 60 cuerpos humanos enterrados en posición sentada que posiblemente fueran víctimas de sacrificios humanos.

Cerca de allí también se encontraron tres cuerpos de reinas wari, junto con incrustaciones de oro y plata en forma de orejas, cuencos de plata, una rara taza de alabastro para beber, recipientes con hojas de cacao y cerámica brillantemente pintada.

En 2017, se reconstruyó el rostro de una reina wari mediante una sofisticada tecnología.

El arqueólogo sueco Oscar Nilsson ayudó en la tarea, y dijo: «Llevo 20 años trabajando con esto y hay muchos proyectos fascinantes, pero este era realmente algo más».

«Simplemente no podía decir que no a este proyecto».

Su esqueleto reveló que tenía una fuerte parte superior del cuerpo y que pasó la mayor parte de su vida sentada, lo que indica que había sido tejedora, un puesto de gran renombre entre los wari, que veneraban los tejidos más que el oro y la plata.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Botón volver arriba