El núcleo interno de la Tierra ha estado girando más lentamente durante más de una década

El núcleo interno de la Tierra ha estado girando más lentamente durante más de una década

El núcleo interno de la Tierra se ha ido desacelerando desde 2008, la primera vez que esto sucede desde que tenemos capacidad para medirlo. Esto podría eventualmente afectar la rotación de todo el planeta, alargando nuestros días, pero si hay efectos lo suficientemente grandes como para que los notemos, es más probable que estén en el campo geomagnético.

El núcleo de la Tierra gira en la misma dirección y aproximadamente a la misma velocidad que el resto del planeta. Esto es inevitable: después de todo, todo se formó a partir de la misma masa de material que gira y sigue habiendo interacciones entre capas. Sin embargo, son posibles pequeñas diferencias y durante mucho tiempo los geólogos recibieron respuestas contradictorias sobre si el núcleo o la superficie giraban más rápido.

Todo lo que sabemos sobre el núcleo, incluida su existencia, proviene de observaciones de ondas sísmicas de terremotos (y de pruebas nucleares en las décadas en las que esto era generalizado), ya que se ven afectadas al atravesarlo o rebotar en él.

Los cambios en los efectos del núcleo sobre estas ondas se han interpretado como el resultado de movimientos del núcleo en relación con la superficie, de modo que áreas de mayor o menor densidad se encuentran debajo del lugar del terremoto.

El profesor John Vidale, de la Universidad del Sur de California, comparó datos de 121 terremotos ocurridos en las Islas Sandwich del Sur entre 1991 y 2023 y cuyas ondas sísmicas fueron recogidas en América del Norte, al otro lado del mundo. Los pares de ondas sísmicas se clasificaron por similitud, lo que indica que pasaron por las mismas partes del núcleo.

"Documentamos que muchos multipletes exhiben formas de onda que cambian y luego revierten en momentos posteriores para coincidir con eventos anteriores", escriben Vidale y sus coautores. "Las formas de onda coincidentes revelan momentos en los que el núcleo interno vuelve a ocupar la misma posición, en relación con el manto, como lo hizo en algún momento del pasado".

Combinado con estudios anteriores, esto muestra que entre 2003 y 2008 el núcleo interno estuvo "supergirando", girando más rápido que el manto y la corteza, de modo que parches particularmente densos superaron lugares en la superficie. A partir de entonces, sin embargo, el núcleo “subrotó”, moviéndose más lentamente que el resto del planeta.

El núcleo sigue girando en la misma dirección que antes, en comparación con el universo en su conjunto, pero en relación con la superficie ahora se está moviendo hacia atrás. La discrepancia es de fracciones de grado al año. La discrepancia entre la rotación del núcleo y la superficie fue dos o tres veces menor durante este período más lento que cuando el núcleo superaba al manto.

"Cuando vi por primera vez los sismogramas que insinuaban este cambio, quedé perplejo", dijo Vidale en un comunicado. "Pero cuando encontramos dos docenas de observaciones más que señalaban el mismo patrón, el resultado fue ineludible".

Hay una gran cantidad de momento angular en el núcleo, por lo que incluso una pequeña desaceleración como ésta requiere la aplicación de fuerzas inmensas. Los autores atribuyen el cambio a la agitación del núcleo externo líquido, así como a la fuerza gravitacional aplicada por áreas del manto y la corteza que son inusualmente densas.

Parte de este movimiento más lento eventualmente se transferirá a la superficie, lo que hará que los días sean más largos. Sin embargo, Vidale dice que esto será "muy difícil de notar, del orden de una milésima de segundo, casi perdido en el ruido de los océanos y la atmósfera agitados".

El campo gravitacional de la Tierra es causado por movimientos en el núcleo externo, no en el interno. Sin embargo, puede haber cierta interacción y el cambio observado puede estar relacionado con fenómenos inexplicables, como la forma en que el campo magnético a veces ha invertido su dirección.

El estudio es de acceso abierto en Nature.

Subir