TRUCOS LAUREL | Una hoja de laurel en el bote de arroz: el sencillo método que alargará la vida de tu alimento

Una hoja de laurel en el bote de arroz: el sencillo método que alargará la vida de tu alimento

El laurel es uno de los elementos esenciales que no debería faltar en tu cocina. Tanto por una cuestión de variedad en el recetario como sus poderes en la potenciación de la limpieza, lo cierto es que las hojas de esta planta tienen unas propiedades bastante sorprendentes.

Adiós al radiador: la estufa trasportable de Leroy Merlin que puedes conseguir por menos de 20 euros

Con lo que respecta a la cocina, el laurel se está bastante presente en platos en los que queremos potenciar el sabor como estofados, salsas, guisos o platos de cuchara. No obstante, con lo que respecta a la comida, también puede ser una manera ideal de conservar los alimentos. Aquí te contamos el porqué.

El arroz de por sí es un alimento al que debemos encontrarle el punto exacto en el especiado para que no se convierta en un plato insípido y sin gracia. El laurel puede darle ese toque sabroso combinándolo con el ajo, por ejemplo, aunque aquí venimos a hablarte de él como un método repelente.

Cuando abrimos un paquete de arroz nuevo, lo mejor es que contemos con un envase de calidad en el que guardarlo. Si dejamos el contenido en el envoltorio habitual, exponemos nuestro alimento a las bacterias e incluso a los insectos como las chinches o los gorgojos.

Una vez tengas tu bote a mano, asegúrate de que cierra a la perfección y no deja entrar elementos de fuera. Una vez hayas vertido el contenido en el bote, entierra una hoja de laurel. De esta manera, estarás creando una especie de repelente para los gorgojos, un visitante indeseado más frecuente de lo que nos gustaría en el arroz y la harina. Se trata de una solución básica, natural, fácil y sobre todo barata para la conservación de tus esenciales de la cocina.

¿Dónde almaceno mi arroz?

Lo más conveniente es que, para evitar que se ponga malo y tengas que tirar el bote completo, busques un lugar fresco y seco. De nada servirá esta medida si no cuentas con un envase hermético. La limpieza de los estantes y muebles también es imprescindible para que los bichos no acudan a alimentarse de los restos que descansan fuera de los envases.

Si a la hora de revisar el arroz observas alguna anomalía, lo mejor es que no arriesgues y lo deseches. Consumir estos productos podría afectarte a la salud. Otro truco muy habitual es el de congelar los alimentos antes de consumirlos, aunque debes tener en cuenta que este puedes realizarlo solo con determindas recetas. También la nevera es una alternativa para mantener los bichos a raya fantástica para los huevos.

Si no tienes laurel por casa, hay otras alternativas ideales que actuarán como repelente: los dientes de ajo, la pimienta negra y el romero son algunos ejemplos de lo que podrías utilizar en su lugar.

Subir