TRUCO LIMPIAR SARTENES | El truco infalible para limpiar las sartenes y dejarlas como recién compradas

Todos sabemos lo que cuesta limpiar las sartenes. Y es que van acumulando suciedad, sobre todo en la parte trasera, que suele ser muy difícil de retirar. Al final, acabamos tirando estas sartenes cuando todavía tienen bastante vida útil. Pero, ¿si te dijera que hay un truco infalible para limpiar las sartenes y dejarlas como recién compradas? Seguro que no lo creerías. Pero es cierto, y además es muy sencillo de hacer.

Cómo limpiar las sartenes por debajo para que queden como el primer día

Y es que la limpieza de la cocina es una tarea esencial para mantener un ambiente de cocina higiénico y seguro. La cocina es uno de los lugares de la casa donde se manejan los alimentos y, por lo tanto, es fundamental mantenerla limpia para evitar la contaminación y la propagación de enfermedades.

Para empezar, es importante retirar todos los utensilios y alimentos de las superficies de la cocina. Esto incluye la remoción de los platos, cubiertos, ollas y sartenes. Además, es importante retirar los electrodomésticos como la tostadora, el horno y el microondas para poder limpiar las superficies detrás de ellos.

A continuación, es necesario limpiar las superficies de la cocina con agua caliente y detergente. Es importante utilizar un producto que no sea abrasivo y que no dañe las superficies. Se pueden utilizar esponjas, paños o cepillos para eliminar cualquier residuo de comida o grasa.

Después de limpiar las superficies, es importante desinfectarlas para eliminar cualquier bacteria o gérmenes que puedan estar presentes. Se pueden utilizar productos de limpieza específicos para desinfectar las superficies de la cocina. Se debe prestar especial atención a las áreas donde se preparan los alimentos, como las encimeras, la tabla de cortar y el fregadero.

Una vez que se han limpiado y desinfectado las superficies, es importante limpiar los electrodomésticos. Se pueden utilizar productos específicos para limpiar el interior del horno y del microondas, así como para limpiar la nevera y el congelador. Es importante retirar los restos de comida y limpiar las bandejas y estantes con agua caliente y detergente.

Por último, se deben limpiar los suelos y las paredes de la cocina. Se puede utilizar una escoba y un recogedor para recoger cualquier residuo de comida o suciedad del piso. A continuación, se puede utilizar una mopa o un trapo para limpiar el suelo con agua caliente y detergente. Las paredes también deben ser limpiadas con agua caliente y detergente.

Utensilios de cocina

E igual de importante es la limpieza de los utensilios de la cocina, como las sartenes. Eso sí, si quieres que tus sartenes luzcan como el día que las compraste, deberás seguir paso a paso este truco infalible.

Coloca la sartén bocabajo y esparce bicarbonato sobre toda la superficie. Después espolvorea un poco de sal por encima y tápalo con papel de cocina, puedes utilizar dos hojas de papel.

Después, ayudándote con una botella o cualquier otro utensilio, mójalo todo con agua. Ahora deberás esperar 24 horas para que la mezcla haga su efecto.

Cuando pase este tiempo, al quitar el papel de cocina, verás que se ha removido la mayor parte de la suciedad. Y que el resto saldrá sin esfuerzo.