LAUREL EN LOS PIES | Adiós al cansancio y dolor de pies, la clave está en restregar laurel

De los muchos ingredientes naturales que podemos utilizar para mantenernos jóvenes y bellos, el laurel es sin duda uno de los más populares. Las hojas de laurel, de hecho, son un verdadero aliado de belleza, un regalo precioso para combatir los signos del tiempo y luchar contra las arrugas, mejorando la elasticidad de la piel. En definitiva, un excelente remedio natural de fácil aplicación.

Las arrugas, manchas y pliegues hacen que nuestra piel parezca más vieja. La piel se vuelve más fina y pierde su elasticidad. Además, los rayos UV del sol tienen un profundo efecto sobre nuestra salud, provocando enrojecimiento, ardor y sequedad. Entre los muchos tratamientos que podemos utilizar para mejorar el estado de nuestra piel se encuentran las hojas de laurel, para la preparación de un remedio casero realmente eficaz. El laurel es una planta con muchas propiedades, utilizada desde tiempos inmemoriales no sólo en la cocina, sino también con fines medicinales y cosméticos. Las propiedades curativas del laurel son conocidas desde la antigüedad. Ayuda a combatir la inflamación, alivia el dolor, mejora la digestión y trata la tos y el dolor de garganta. También se utiliza desde hace miles de años para mejorar la salud de la piel y prevenir el acné. Gracias a sus propiedades antioxidantes, es un excelente remedio natural para combatir los signos del envejecimiento. ¿Cómo preparar un remedio natural contra las arrugas y para que la piel esté tersa y suave? Basta con coger unas cuantas hojas de laurel, lavarlas bien y cortarlas en trozos pequeños.

Restregar laurel en el cuello, la tendencia antiedad que elimina las arrugas

Se hierve en una olla con un poco de agua y, a continuación, se deja reposar la infusión durante unos minutos, el tiempo suficiente para que se enfríe un poco. En ese momento, se pasa por un colador y se distribuye sobre la piel del pie, pero también sobre el resto del cuerpo, utilizando un algodón o un paño suave. Se deja sobre la piel unos diez minutos y luego se aclara.

Una solución eficaz para utilizar un par de veces por semana. Si lo hace con regularidad, notará los efectos al cabo de unas semanas. La piel aparecerá sana, más brillante y suave. Si no, puedes crear una mascarilla añadiendo unas gotas de miel a la infusión de laurel, que luego aplicarás sobre la piel y dejarás actuar unos minutos.

Cómo obtener el máximo beneficio de esta planta

Para obtener los máximos beneficios del laurel, puede utilizar la planta de varias maneras. En la cocina, el laurel se utiliza como especia para aromatizar salsas, guisos, sopas y otros platos. Para los resfriados y la tos, se puede preparar una decocción haciendo una infusión con las hojas de laurel, colocándolas en agua hirviendo durante unos minutos, luego colando y bebiendo el líquido caliente.

En caso de dolor articular o muscular, el aceite esencial de laurel puede utilizarse para masajear la zona afectada. De esta forma, las propiedades antiinflamatorias de la planta actuarán directamente sobre la zona dolorida. En general, el laurel es una planta muy versátil con múltiples beneficios para la salud humana. Aunque muchos la han utilizado durante siglos en diversas culturas, la ciencia moderna sólo está empezando a comprender las propiedades beneficiosas del laurel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el laurel puede interactuar con algunos medicamentos y no se recomienda a las mujeres embarazadas. Antes de utilizar el laurel como remedio natural, siempre es conveniente consultar al médico.

Deja un comentario