DEJAR USAR CUHCILLOS PARA CORTAR

Hacer una comida elaborada suele recurrir de tiempo y paciencia, dos factores con los que no siempre contamos -y menos entre semana-. Hay muchas personas que disfrutan de este rato elaborando comidas, aunque no para todo el mundo es igual de agradable tener que cortar todas las verduras y hortalizas del mismo tamaño. Algunos usuarios optan por invertir en comprar los modernos y populares robots de cocina, aunque no todo quiere hacer este tipo de desembolso debido a su precio. Aun así, estos electrodomésticos no son los únicos capaces de hacer la faena en poco tiempo y ahorrarnos unos cuantos minutos troceando. De hecho, en esta ocasión podrás encontrar instrumentos manuales que no necesiten de la red eléctrica para cumplir con su función.

Lidl ha ganado fama a nivel nacional por la variedad en sus productos, como demuestra en este caso. El supermercado cuenta con amplias ventajas frente a sus competidores, tales como: la variedad en los artículos; la inclusión de alimentos de otros países; la rebaja en comida y bebida más cerca de perecer; o, sobre todo, los productos temporales que vienen a llenar sus estantes.

Precisamente son los precios los que mueven a muchos consumidores a acudir a Lidl para buscar alimentos o artilugios con los que sorprender al resto de la casa. Pero no solo se incorporan al catálogo nuevas recetas o colecciones sorprendentes. Las fechas señaladas son motivo para sacar a la venta promociones interesantes, aunque estas suelen llegar durante todo el año. Cada cierto tiempo, salen nuevas colecciones o productos según distintas temáticas que llaman la atención por sus precios, muy competitivos frente a otros de marca mucho más caros.

Los elementos para el hogar tienen gran cabida en el catálogo semanal. De hecho, productos de esta clase suelen incorporarse constantemente con el fin de solucionar ciertas tareas puntuales. Es el caso de este cortador redondo con cuchillas de acero inoxidable. La distancia entre dichas cuchillas es la ideal para hacer rodajas del mismo tamaño con mayor efectividad en alimentos redondos como el tomate y la mozzarella. Cuenta además con unas asas laterales para sujetarlo y una tapa para evitar posibles incidentes con las cuchillas. El precio de este aparato de pequeño tamaño es de 4,99 euros