CORTEZA LIMÓN | El motivo por el que cada vez más gente guarda las cáscaras de limón

Darle una segunda vida a los desechos. Eso, además de un principio básico del ecologismo, es una de las máximas de la vida tradicional. Una de las muchas cosas que en ocasiones acaban en la basura y que pueden tener una segunda vida son las cáscaras de la fruta. Especialmente la del limón. Existen numerosos usos para reutilizar en casa, a modo de artículo de limpieza, esta gran fuente de vitamina C.

Limpiagrasas

Uno de ellos es utilizar un pulverizador mediano o grande y llenarlo hasta la mitad con cáscaras de limón. Cubrir el limón con vinagre blanco y dejar que ambos productos se mezclen por un par de semanas. Después solo hay que pasarlo por un colador para separar el líquido de las cáscara. Esta mezcla es ideal para eliminar la grasa de la cocina.

También se puede preparar una mezcla con bicarbonato, zumo de limón y agua a partes iguales. Esta mezcla es perfecta para frotar las manchas con la ayuda de un cepillo suave. Se debe dejar actuar unos 30 minutos y después lavar las superficies.

Detergente en polvo

También puedes hacer un desengrasante en polvo con cáscaras de limón. Para hacerlo, necesitarás una taza de bicarbonato de sodio (200 g), dos cucharaditas de bitartrato potásico (30 g), 25 gramos de bórax y 20 gramos de cáscara de limón rallada. Coloca todos los ingredientes en un frasco de vidrio y mézclalos hasta obtener un detergente en polvo. Ahora toma la cantidad necesaria y espolvoréalo sobre la superficie que quieras limpiar.

Limpiador multiusos

También puedes hacer un limpiador multiusos con cáscaras de limón. Para hacerlo, necesitarás 1 taza de vinagre (250 ml) y 3 cáscaras de limón. Corta las cáscaras de limón frescas en varios trozos y ponlas en el interior de un frasco de vidrio. A continuación agrega la cantidad de vinagre aconsejada y tápalo bien para que se concentre durante cuatro semanas. Durante este período debes agitarlo varias veces con el fin de mezclar el líquido. Después de pasado el tiempo recomendado, cuélalo y ponlo en una botella con spray. Ahora ya puedes comenzar a utilizarlo.

Eliminador de olores

También puedes quitar el mal olor de la nevera o el microondas con limón. Solo hay que cortar unas rodajas y ponerlas en un plato con sal, y guardar este plato dentro de la nevera hasta que notes que la fragancia que despide la nevera ha mejorado. Para limpiar el microondas y quitar el olor, exprime zumo de limón en un vaso y caliéntalo en el micro durante tres minutos en potencia alta. Verás cómo después huele mucho mejor y además, si hay algún resto de alimento, será mucho más sencillo limpiarlo ahora porque se habrá reblandecido.

Limpiador de utensilios de cocina

También puedes limpiar los utensilios de cocina con cáscaras de limón. Si no consigues que las manchas de la sangre de la carne o el pescado se quiten, por ejemplo de la tabla de cortar, el limón es tu aliado. Aprovecha las propiedades antibacterianas del limón e impregna tu tabla de madera con su zumo, después de haberla limpiado con agua y jabón.