BOTELLA DE LAUREL BAJO LA CAMA: Aleja múltiples seres vivos

El laurel se ha utilizado durante milenios como especia en la cocina y como remedio natural para muchas enfermedades. Originario del Mediterráneo, el laurel es una planta perenne de hojas brillantes y ovaladas que desprende un olor característico. Hay muchas variedades de laurel, pero todas tienen numerosos beneficios para la salud.

Uno de los beneficios más conocidos del laurel es su efecto digestivo. De hecho, las hojas de laurel contienen una serie de compuestos volátiles que ayudan a estimular las secreciones gástricas, mejorando la digestión y evitando la hinchazón y las flatulencias. Además, el laurel contiene sustancias que pueden ayudar a reducir la inflamación intestinal, previniendo problemas como el síndrome del intestino irritable. Pero el laurel no es sólo un remedio para los problemas estomacales. La planta es también un potente antioxidante, gracias a la presencia de flavonoides y otras sustancias beneficiosas. Los antioxidantes ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo de los daños causados por los radicales libres, que pueden provocar un envejecimiento prematuro y una serie de enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

La hoja de Leroy Merlin que debes poner en los radiadores este verano para ahorrar y perfumar tu hogar

Otra compra bastante frecuente que hacemos en casa se refiere a los ambientadores, de diversos tamaños y costes. Un gasto que puede ser una necesidad, ya que mantenemos las ventanas cerradas y cocinamos diversos platos que pueden hacer que huelan las paredes y las telas. Un pequeño truco que probablemente también utilizaban nuestras abuelas, tiene que ver con las hojas de laurel. Para no gastar cantidades desorbitadas de dinero en difusores de fragancias, mucha gente coloca hojas de laurel frescas justo encima del radiador.

Con el calor, las hojas desprenden un aroma increíble, agradable y delicado, y la casa olerá como nunca. Pero también puede ser útil secar la planta en poco tiempo y reutilizarla para preparar infusiones o como aromatizante de platos. El laurel ayudaría a purificar y hacer que el aire de la casa sea ligero y fresco, sin recurrir a otros productos, ya que el aceite esencial se utiliza para la bronquitis y la gripe. Es aún más asombroso porque mucha gente pone hojas de laurel debajo de la cama, el sofá u otros muebles de casa. El motivo es sin duda beneficioso, a saber, alejar cucarachas, hormigas, polillas y ratones, un auténtico repelente natural. Pero hay otro posible beneficio en términos de buen humor, al parecer esta planta aromática puede favorecer la relajación y contrarrestar el estrés.

Cómo obtener el máximo beneficio de esta planta

Para obtener los máximos beneficios del laurel, puede utilizar la planta de varias maneras. En la cocina, el laurel se utiliza como especia para aromatizar salsas, guisos, sopas y otros platos. Para los resfriados y la tos, se puede preparar una decocción haciendo una infusión con las hojas de laurel, colocándolas en agua hirviendo durante unos minutos, luego colando y bebiendo el líquido caliente.

En caso de dolor articular o muscular, el aceite esencial de laurel puede utilizarse para masajear la zona afectada. De esta forma, las propiedades antiinflamatorias de la planta actuarán directamente sobre la zona dolorida. En general, el laurel es una planta muy versátil con múltiples beneficios para la salud humana. Aunque muchos la han utilizado durante siglos en diversas culturas, la ciencia moderna sólo está empezando a comprender las propiedades beneficiosas del laurel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el laurel puede interactuar con algunos medicamentos y no se recomienda a las mujeres embarazadas. Antes de utilizar el laurel como remedio natural, siempre es conveniente consultar al médico.