ADIÓS MANCHAS COLCHÓN | Adiós a las manchas en el colchón: utiliza esta solución para dejarlo como nuevo

Siempre se ha dicho que un colchón es para toda la vida y, contando que se le puede dar la vuelta a los años de uso, dicha afirmación no está nada alejada de la realidad. Pese a que siga manteniendo sus propiedades y condición con el paso del tiempo, los colchones son propensos a mancharse y acumular polvo.

Respecto al segundo punto, y en especial para personas alérgicas, es recomendable aspirarlo cada poco tiempo, una o dos semanas, para evitar ganar polvo en exceso. Con el tema de las manchas la cosa ya no es tan sencilla. Y no solo hay que contar los rastros visibles, también hay suciedad que no se ve. Dicen que por la noche, durante el sueño, se suda una cantidad equivalente a una taza. Todo ese líquido acaba en las sábanas y el colchón. Por eso, limpiar ambos adecuadamente es fundamental para tener una buena higiene. 

Una cucharada de talco encima del colchón: el gesto que más gente hace antes de irse a la cama

Una de las soluciones más eficaces para dejar atrás toda esta suciedad y volver a tener tu colchón como si fuese el primer día es utilizar bicarbonato o mezclar este producto con vinagre. Este truco es el que nos da @la_ordenatriz, en su cuenta de Instagram.

Bicarbonato y vinagre para quitar las manchas

Antes de poner práctica este truco, se recomienda aspirar muy bien el colchón por ambas caras, además de que, es aconsejable no usarlo en colchones y almohadas viscoelásticas, ya que no sirve de nada.

En primer lugar, hay que diferenciar entre los tipos de mancha, porque dependiendo de cómo sean, se aplicará un tipo de producto u otro. Si el rastro es reciente y aún está húmedo, aplicando unos polvos de bicarbonato y dejándolo actuar. Si la mancha ya cuenta con cierto tiempo el paso anterior no tiene utilidad. En este caso, al bicarbonato hay que añadirle vinagre y aplicarlo en el lugar de la suciedad.

Después de dejar unos minutos, tan solo tienes que frotar con un cepillo o volver a hacer uso de la aspiradora para terminar de limpiarlo. En dos simples pasos, podrás deshacerte de toda la suciedad acumulada en tu cama y volver a disfrutar de sueños placenteros.

Este consejo también es muy aplicable a la cama de los más pequeños, con más tendencia a ensuciar. También es aconsejable, además de limpiar el colchón cada poco tiempo, no esperar mucho para cambiar la ropa de cama, otra fuente importante de gérmenes y bacterias.

Deja un comentario