ADIÓS MAL OLOR LAVAVAJILLAS | Adiós al mal olor del lavavajillas: El truco para dejarlo como nuevo

El lavavajillas ha solucionado muchas discusiones en casa por ver a quién le toca fregar los platos después de cada comida. Este electrodoméstico que podemos encontrar en muchos hogares simplifica la tarea hasta el punto de que solo se necesita echar un producto y pulsar un botón. Con estos dos pequeños pasos podemos tener de nuevo una vajilla completamente limpia.

Sin embargo, por tener lavavajillas no se exime de que no se tenga que seguir limpiando. Muchos de los restos de comida y suciedad de platos y cubiertos acaban de residuos dentro del electrodoméstico, provocando malos olores y haciendo que su eficacia a la hora de limpiar disminuya.

Pinchar medio limón en el lavavajillas: la razón por la que debes hacerlo todos los meses

No solo los restos de comida son los encargados de estropear el lavavajillas. Muchas personas son muy cuidadosas a la hora de introducir los platos para limpiar. Procuran que no queden grandes restos de comida que obstruyan los conductos del electrodoméstico. Pero lo que no tienen en cuenta es que hay otros factores como la cal que también dañan el lavavajillas.

Cómo tener un lavavajillas limpio

Alicia Iglesias, desde su cuenta @ordenylimpiezaencasa, nos desvela un truco para olvidarnos del mal olor en el lavavajillas y volver a recuperar su eficacia. Con un par de productos en poco tiempo volverá a estar como nuevo.

El primer paso es desmontar el interior del lavavajillas, retirando las cestas y el filtro. También es aconsejable retirar los carriles de las cestas para una limpieza más a fondo y completa. Una vez vaciado, hay que rociar con un desinfectante o con vinagre de limpieza todo el interior del lavavajillas. Se deja actuar en unos pocos minutos y, ayudado por un cepillo se procede a limpiar a fondo todo el interior. También se le puede aplicar el mismo producto tanto a los carriles como a las cestas para limpiarlas.

El filtro, al ser una pieza más delicada necesitaría de otro producto como es el agua oxigenada, puedes limpiarlo con esto si se ve que está muy sucio.

El último paso, consistiría en poner un lavado a máxima temperatura, sin meter las cestas o el filtro, para que se quiten todos los restos que puedan quedar. Una vez terminado, se vuelve a montar todo y ya estaría el lavavajillas listo para usar de nuevo.

Deja un comentario