Adiós a la secadora: la cuchara para secar la ropa dentro de casa sin que haya humedad

Has hecho la colada, estás listo para tender la ropa en el balcón, pero entonces empieza a lloviznar y al cabo de unos minutos, ni siquiera un poco, la llovizna se convierte en una auténtica tormenta. ¿Te ha pasado alguna vez? Hay algunos meses del año,en los que llueve con más frecuencia y tender la colada se convierte en una auténtica misión. Pero si no sabes cómo secar la colada sin tener que ponerla fuera, a continuación te explicamos cómo. La mayoría de la gente no tiene secadora en casa, pero es posible secar la ropa rápidamente aunque sólo dispongas del clásico tendedero. Sólo tienes que seguir estos sencillos consejos para secar la ropa en casa aunque esté lloviendo fuera.

Centrifugado

La mayoría de las lavadoras sólo permiten un ciclo de centrifugado, o tienen una opción de centrifugado más potente. Adoptar uno de estos métodos permitirá que su ropa se seque mucho más rápido.

Elegir la habitación adecuada

Solemos tender la colada en habitaciones vacías o salones, para tener más espacio y que no nos moleste la secadora. Pero esta costumbre es errónea. Para que la ropa se seque más rápido, hay que tenderla en el cuarto de baño o en la cocina (excepto cuando se cocina, claro). Procura dejar un poco de espacio entre la ropa para que pase el aire.

Cuelgue la colada por la mañana

Esta sencilla operación permite aprovechar al máximo la luz y el calor del sol, sobre todo en verano, cuando los días son más largos.

Cuchara en la lavadora, la olvidada práctica que mejora el lavado y ahorra

Enrolla la colada

El viento favorece el secado de la colada. Si tienes ocasión, abre una ventana y coloca el tendedero de modo que reciba el máximo de aire posible.

Lavar más

Este es el consejo menos económico, pero se basa en un cálculo muy sencillo: cuantos más ciclos de lavado tengamos, menos ropa tendremos que tender. Esto nos da más espacio entre una prenda y otra, por lo que podemos secarlas más rápidamente.

Adiós a la humedad en el baño tras la ducha: la alfombra de Ikea de secado rápido que arrasa en ventas (y baja de precio)

Adiós a la humedad en el baño tras la ducha: la alfombra de Ikea de secado rápido que arrasa en ventas (y baja de precio)

Adiós a la humedad

Tener a mano un deshumidificador electrónico facilita todo el proceso de secado de la ropa, pero ¿y si no disponemos de él? Bueno, ahí es donde entran en juego los viejos trucos de la abuela. Para combatir la humedad, tanto la del exterior como la de la ropa mojada, basta con llenar un cuenco con sal gruesa o arroz y colocarlo a los pies de la secadora.