Recetas

Receta: torta de ricota y naranja dulce para preparar fácil y rápido

La ricota es uno de los productos favoritos en el mundo de la gastronomía. Junto a la muzzarella y la burrata, se dice que son el tridente predilecto de quesos italianos. Funciona tanto para platos gourmets como para deliciosos postres. En la pasta es uno de los preferidos. Nada más sabroso que un plato de ravioles de ricota con salsa fileto en un día lluvioso. Pero una tarta de ricota a la hora del té, con una rica taza de café en un atardecer primaveral, sí que le hace competencia. 

La incorporación de la naranja le da esta receta el toque agridulce. Como ya es sabido, la fruta en la repostería es una gran aliada. No hay ningún postre, budín, torta o muffin que le quede mal la naranja, el limón, la banana o incluso la mandarina. Infinidad de preparaciones se pueden crear a base de frutas y suelen ser un rotundo éxito. 

A continuación, el paso a paso de la receta de esta torta de ricota y naranja que puesta sobre la mesa es una delicia que entra por los ojos. Ponete el delantal, y animate a prepararla para el fin de semana. Nada mas lindo y de película que un atardecer con una mesa llena de tazas, platos, saquitos de té, un rico café y en el centro, una rica tarta dulce. 

Ingredientes

  • 2 tazas de ricota
  • 2 tazas y media de harina tipo 0000
  • 6 huevos
  • Ralladura de dos naranjas
  • Jugo de dos naranjas
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Nueces picadas, un puñado de almendras y una taza de azúcar impalpable (a elección)

Preparación

  1. Batir las yemas con la mitad del azúcar. Seguido de ello, agregar la ricota junto con la ralladura y el jugo de naranja. Hay que batir e ir alternado con la harina (Esta debe estar mezclada con el polvo de hornear)
  2. Por otro lado, hay que batir las claras a nieve y agregar la azúcar mientras seguimos batiendo.
  3. El siguiente paso es incorporar la mezcla de ricota con movimientos delicados de abajo hacia arriba, de esta manera la preparación quedará aireada.
  4. Antes de poner la mezcla en el molde, hay que enmantecarlo y enharinarlo. Hay que cocinar a temperatura moderada, hasta el momento en que al introducir un palillo o cuchillo, este salga seco.
  5. Al retirarlo del horno se lo puede recubrir con las nueces, almendras y azúcar impalpable. Pueden agregarse otros ingredientes como por ejemplo chocolate.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba