Policiales en Santa Fe

Lavado de activos: “Turco Azum” financiaba a jóvenes para que manejaran bunkers de droga

Los fiscales Alejandro Ferlazzo y Viviana O’Connell brindaron esta jueves por la mañana una conferencia de prensa sobre la causa en la que se le dictó prisión preventiva al financista Yalil Roberto “Turco” Azum por manejar dinero generado por el narcotráfico. En ese sentido, revelaron que en la oficina de San Lorenzo 1035, ubicada en pleno microcentro de Rosario y allanada la semana pasada, se movilizaban en forma ilegal sumas millonarias.

“Azum financiaba a personas jóvenes, casi chicos, en el territorio para que pudieran manejar sus negocios de los bunkers. Después, cuando ese dinero volvía y comenzaba a producir más dinero, era Azum quien se ocupaba personalmente de las inversiones”, señaló O’Connell, en contacto con el periodismo en el Centro de Justicia Penal, donde describió la modalidad de delito por el que fueron acusados el financista y otras cinco personas.

“Otra operatoria que detectamos en Azum con socios de Córdoba era traer a Rosario autos que tenían problemas de inhibiciones o de papeles en Córdoba. Y llevaban autos desde aquí a Córdoba con inhibiciones y otro tipo de inconvenientes. Los montos que se ven todo el tiempo, dinero que venía de las ganancias del narcotráfico, volvía para ponerse en préstamos usurarios”, agregó la fiscal O’Connell.

>> Leer más: Preventiva a un financista por manejar el dinero de referentes narcos

Asimismo, señaló que a esta altura de la investigación cuantificar la magnitud del lavado de activos. “Es un caudal de dinero díficil de estimar por el momento. Esperamos tener con las próximas pericias una idea más aproximada. Pero sabemos que en la oficina de San Lorenzo al 1000, una vez se pidió custodia hasta que pudieron irse a un viaje a Buenos Aires, suponemos que con bolsos de dinero”, detalló.

De acuerdo a lo que se expuso en la audiencia judicial, en el inmueble de San Lorenzo al 1000 allanado por la policía por orden judicial, funcionaba la oficina de Azum. “Lo que se detectó en la investigación, además del crecimiento económico de Azum, fue un crecimiento social que le permitía acercarse a personas que tienen poder o mejores contactos, más allá de que esas personas supieran o no cuál era la actividad de Azum”, dijo O’Connell.

>> Leer más: Violencia y finanzas: “No sabe dónde meter la guita tu hijo, tiene que blanquear”

“Es muy típico del delincuente de cuello blanco mezclarse o juntarse con personas que están en determinados lugares de poder para acceder a mayor cobertura”, remarcó la fiscal, quien no descartó que a medida que avancen las pesquisas aparezcan más imputados en la causa. “Hay que peritar computadoras y una cantidad impresionante de documentación que se secuestró y que puede llevar quizás a otras líneas de investigación. Sabemos que dentro del lavado de activos había negocios de apariencia legal”, añadió.

“Hay que ver hasta qué punto las personas que hacían negocios con Azum podían tener o no conocimiento del origen del dinero. Estamos hablando de una persona que tenía contacto en muchos lugares. Hay muchas situaciones dentro de la investigación que se van revelando cuando se puede avanzar más en algunas cuestiones y ver cómo se manejaban. La creación de estas empresas tiene que ver con dar cobertura al flujo impresionante de dinero en efectivo”, concluyó.


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba