Policiales en Salta y Jujuy

La mentira que dijo la salteña que metió a su bebé muerta en una caja

Es imposible no imaginar su estado emocional antes de hacer lo que hizo. Tal vez asustada, desesperada o incluso indiferente. Nos referimos a la joven de unos 20 años que dio a luz a su bebé, se le murió y la dejó en una caja que envió luego al médico que la trató antes del desafortunado parto. 

El dato que complicó la investigación del caso es la muchacha habrían mentido respecto a sus datos, incluso antes, cuando fue a un control en el hospital Nuestra Señora del Rosario (Cafayate). «Sospechan que podría tratarse de un aborto espontáneo por la falta de atención médica durante el embarazo», dijo. 

Un médico del hospital Nuestra Señora del Rosario de Cafayate, Salta, no logra salir del asombro tras encontrar en una caja el cuerpo de una beba perteneciente a una de joven de 20 años que había atendido minutos antes.

«Un médico debió dar aviso a la policía luego de recibir una caja con el cuerpo de un infante sin vida, de 38 semanas de gestación. La madre de la criatura lo había entregado personalmente para un análisis», amplió el portal salteño Voces Críticas.

Además, según la primera línea de investigación, la joven utilizó una identificación falsa al momento de iniciar la consulta, donde manifestó fuertes dolores menstruales y sangrado abundante.

«Hizo entrega de una caja dirigida específicamente a su médico tratante. Lo que nadie esperaba era que dentro se encontrara el cadáver de una bebé de género femenino. El macabro hallazgo conmocionó a las autoridades del nosocomio», repasó el sitio.

Efectivos de la policía se hicieron cargo del cuerpo al tiempo que la Justicia ordenó la realización de una autopsia a fin de definir el causal de muerte. 

Según informó Radio Salta, la joven de 20 años se había presentado con otros familiares en el hospital de Cafayate, donde informó estar sufriendo un período menstrual «muy doloroso».

Al momento de la recepción, la madre de la beba llegó a reconocer que en ese lapso de molestias «había expulsado algo».

«Los profesionales insistieron en que acercara lo que expulsó y es así que un familiar llegó a entregar la caja para un doctor, con el cadáver de la niña», relató el medio local.

En tanto, se pudo determinar que durante los controles previos, la joven de 20 años iba al hospital y se mostraba con otro nombre, algo que también será motivo de una investigación judicial paralela por usurpación y falsedad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba