Policiales en Paraná

Pinchazos, golpes y mordidas: revelan historia de maltratos tras crimen de bebé

León Aquino tenía apenas 18 meses de vida. Ingresó al hospital El Cruce de Florencia Varela gravemente herido. Su mamá, Yésica del Carmen Aquino, de 32 años, intentó convencer a su hermana de que su hijo se había ahogado con leche. Sin embargo, los médicos vieron los golpes que tenía el nene en su cuerpo y decidieron hacer una denuncia a las autoridades. Este pasado viernes, León falleció producto de la gravedad de todos los tipos de lesiones que presentaba en su pequeño cuerpo.

La fiscal Gabriela Mateos de la UFI N° 3 de Berazategui, quien quedó a cargo del caso luego de que se confirmara el fallecimiento, dispuso la realización de una autopsia y la inmediata detención de la madre del nene, y de su pareja, Roberto Fernández, de 27 años, que fue capturado algunas horas después por la sub DDI local en el partido de Merlo.

Crimen bestial

De acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia, el bebé -que vivía junto a sus cuatro hermanos de entre 3 y 12 años- sufrió maltratos prácticamente desde su nacimiento y murió a causa de una “septicemia traumática”.

Los forenses encontraron golpes, pinchazos de aguja por todo el cuerpo y mordeduras en la zona del cuello. También extrajeron una aguja oxidada del cadáver. Si bien todavía restan los resultados una serie de peritajes complementarios, la principal hipótesis de los investigadores es que esa varilla con óxido pudo haber provocado la infección que derivó en una septicemia.

El testimonio de la tía

“No sabemos quién es el padre de León, ella vino embarazada de Corrientes”, detalló Carmen Aquino, hermana de la acusada, quien está detenida imputada por “homicidio agravado por el vínculo, premeditación, ensañamiento y alevosía”, al igual que la pareja Roberto Fernández, sobre quien pesa la misma acusación, excepto por el agravante del vínculo.

Fernández, vivía junto a los seis hijos de Yésica en una precaria vivienda ubicada en el barrio Villa Mitre, de la ciudad bonaerense de Berazategui, donde los menores habrían sido víctimas de todo tipo de torturas físicas, que salieron a la luz a raíz de la muerte del bebé.

o 1632991298

Foto: Crónica

Carmen contó que sus sobrinos, los otros hijos de Yesica, de 12, 11, 9, 7, y 4 años, le revelaron en un estremecedor relato las torturas que sufrían a manos de su madre y padrastro.

“Uno de los nenes también me contó que la mamá le mordió el brazo y que le rasguñó la cara. Ella los mordía”, expresó. No obstante, remarcó que “los chicos no comían y los bañaban con agua fría”.

Además, el acusado “le pellizcaba las piernas, les pegaba para que hagan la tarea, y al bebé le pinchaba en los pies con alfileres”, sostuvo Carmen.

Actualmente, los pequeños quedaron al cuidado de ella y de su otra hermana, Ayelén.

“Todos nos decían que él era violento”, remarcó Carmen. Asimismo, expresó que a partir de la detención de su hermana muchos vecinos se animaron a hablar de los maltratos que sufrían los chicos. “Él todo el tiempo intentaba matarlo, le daba huesos de pollo grandes y el bebé siempre se atoraba”, detalló.

La tía de los pequeños contó a Crónica que su hermana Yesica había conocido a su pareja “dos semanas antes de ir a parir a León”, y desde entonces mantenían una “violenta relación”. “Se cagaban a palos entre ellos en la calle, y ella después dejaba a los chicos encerrados para ir corriendo detrás de él y pedirle que se reconcilien”, relató Carmen.

En la causa intervino la doctora Gabriela Hebe Mateos, fiscal de la Unidad Funcional N° 3 de Berazategui, dependiente de los tribunales de Quilmes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba