Los fiscales tienen el ADN del femicida de Agostina Trigo, pero aún no lo identificaron

Los rastros genéticos del femicida de Agostina Trigo quedaron debajo de las uñas de la víctima.

Agostina Trigo fue encontrada asesinada hace exactamente una semana. Estaba en un galpón abandonado de San Martín, sin techo y rodeado de malezas. Tenía cuatro puñaladas en su pecho y golpes en su cabeza. Era buscada hacía tres días, luego de salir de su casa para encontrarse con un hombre que le ofreció trabajo de niñera, según detalló su familia. Los fiscales y la Policía trabajan para encontrar al autor del femicidio con un ADN encontrado en el cuerpo de la joven de 22 años, pero todavía no saben quién puede ser y no hay detenidos.

En el comienzo de la investigación, lo más urgente para los fiscales de San Martín Oscar Sívori y Martín Scattareggi, era tener el registro de comunicaciones y contactos del celular de la joven de 22 años. Para eso, clonaron la tarjeta SIM, y entraron a sus cuentas de Facebook, WhatsApp y mail, entre otros, donde pudieron ver con quiénes había hablado en sus últimas horas de vida.

Desde ese momento la causa se mantiene muy activa y surgen puntas de investigación a cada instante, que son aprovechadas por los pesquisas para que identificar al femicida y llegar a él.

► TE PUEDE INTERESAR: Teatro Plaza: imputaron al conductor que atropelló a 23 personas el domingo a la salida de un show

Los tres análisis de ADN que dieron negativo

Los investigadores no descartan que el agresor de Agostina Trigo haya sido alguien a quien ella conocía o con quien que tenía algún grado de confianza, aunque todavía no se sabe con certeza.

Después de haber sido encontrada asesinada el miércoles 6 de julio en un galpón abandonado en calle Robert, cerca del Carril Norte, en San Martín, la familia apuntó contra una ex pareja de la joven, a quien ella había escrachado por las redes sociales en el 2020, y fueron directo a él.

Con el patrón genético que se encontró debajo de las uñas de Agostina, hicieron un cotejo con el hombre señalado, pero el resultado fue negativo e inmediatamente se lo comunicaron a la familia.

Otro hombre fue individualizado como posible sospechoso, ya que su nombre surgió de los contactos de la joven. Lo detuvieron, compararon su ADN con el encontrado, pero el resultado demostró que él tampoco había sido.

También buscaban a un hombre que le había ofrecido trabajo a Agostina. La joven madre de un nene de 4 años le había comentado a su abuela que un camionero le ofreció ser la niñera de sus hijos mientras él estaba de viaje. Con este dato, los investigadores rastrearon entre las conversaciones de Agostina y llegaron a un hombre cuyas características coincidían con lo aportado por sus familiares y por publicaciones en las redes sociales respecto a ese trabajo.

Se trata de un camionero que fue imputado para comparar su ADN con el encontrado en las manos de la víctima, pero el resultado fue negativo y quedó en libertad, aunque vinculado a la causa. Los especialistas explicaron que no descartan que haya tenido participación en el femicidio, ya que puede ser que haya intervenido más de una persona.

► TE PUEDE INTERESAR: A diferencia de Chile, Mendoza no investigará si hubo errores en los hechos en alta montaña

El femicidio más complejo en San Martín

Los pesquisas aseguraron que esta causa es mucho más compleja que otras miles de investigaciones que tienen en su currículum, pero avanzan con cautela y con mucho cuidado para identificar y atrapar al autor.

Tener rastros de ADN es fundamental, ya que cuando haya un sospechoso detenido se realizará un cotejo de muestras con las encontradas debajo de las uñas de Agostina para confirmar o descartarlo su autoría.

De la necropsia que realizó el Cuerpo Médico Forense, surgió que la joven tenía signos de haber tenido relaciones sexuales hacía muy poco, pero aún no confirmaron que haya sido abusada sexualmente.

Además, tienen la fuerte hipótesis que el lugar donde fue encontrada, el galpón abandonado sobre calle Robert y Carril Norte, en San Martín, no fue donde la mataron, sino que decidieron descartar su cuerpo allí.

Por esto, creen que es muy probable que haya existido una pelea entre Agostina y la persona con la que se reunió, y que la situación se salió de control.

► TE PUEDE INTERESAR: El tren de pasajeros llegó a San Luis y crece la ilusión de que a fin de año esté en Mendoza

La desaparición de Agostina

El domingo 3 de julio, Agostina festejó el cumpleaños de su hijo, quien cumplió 4 años. Estaba con su abuela Gladys Domínguez y toda su familia en su casa de calle Rivadavia 596, entre Tucumán y Saavedra, de San Martín.

La joven de 22 años le había contado a su abuela que se había contactado con un hombre por Facebook que le dijo que era camionero y que buscaba una niñera para cuidar de sus hijos cuando él estuviera de viaje.

Agostina contó que esa persona quería que fuera hasta su casa para conocer a los chicos y empezar a trabajar el lunes 4. Ella le explicó que el domingo no podía porque era el cumpleaños de su hijo, pero él insistió y le pidió que fuera hasta la plaza de Buen Orden cuando se desocupara, que él la buscaba por allí, y después volvería.

Su abuela le pidió que no fuera, pero ella aseguró que iba y volvía, que era solo un rato, así podía comenzar a trabajar al día siguiente, y se fue cerca de las 20.30. A las 21.15 le contestó un mensaje a una amiga que le preguntó dónde estaba, y ella dijo que en la plaza de Buen Orden esperando que la pasaran a buscar.

Gladys le había pedido que le mandara la ubicación y contacto de ese hombre, pero Agostina no lo hizo. Pasadas las 22, la abuela le mandó un audio, pero ella no lo escuchó ya que no volvió a conectarse.

Le pareció muy extraño que no regresara, pero trató de calmarse y pensar que ya volvería. Pero el lunes tampoco supo nada de ella, decidió hacer la denuncia y su búsqueda se viralizó rápidamente por las redes sociales, hasta que fue hallada muerta.

.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba