Policiales en Mendoza

Le negaron la libertad al adiestrador de perros Marcos Herrero y pidieron que vaya a juicio

Como viene ocurriendo desde diciembre pasado, Marcos Herrero protagonizó una audiencia penal en Mendoza. Y como viene ocurriendo desde diciembre pasado, le negaron todas sus solicitudes. Una jueza le rechazó la libertad al adiestrador de perros acusado de plantar pruebas en un rastrillaje y ahora está a pasos de enfrentar un juicio acusado por una batería de delitos.

El oriundo de Río Negro cambió a su abogado en los últimos días y planteó una nueva estrategia. La letrada Julieta Lavarello solicitó una audiencia donde reclamó la ilegalidad de la prisión preventiva que pesa sobre su cliente y el sobreseimiento de tres de los cinco delitos que tiene imputados -falso testimonio, encubrimiento y usurpación de título-.

Nada de eso prosperó ya que el miércoles la jueza Mariana Gardey rechazó todos los planteos considerando, entre otros argumentos, que no es el momento oportuno para discutirlos y que se deben ventilar en un futuro debate.

Justamente, el fiscal del caso, Gustavo Pirrello, también decretó el fin de la investigación y solicitó que el requerimiento de elevación a juicio. Ahora restará resolver si la defensa se opone a la medida, pero en caso de quedar firme restará poner fecha para que el sospechoso se siente en el banquillo de acusados. Mientras tanto, continuará alojado en la penitenciaría.

Tal vez te interesa:  Mataron a balazos a un hombre y a su hijo, y les sacaron fotos a los cuerpos antes de huir

Pruebas falsas

El 29 de septiembre pasado, Marcos Herrero llegó a Mendoza para buscar a Viviana Luna, una mujer que está desaparecida desde 2016 en la zona de Potrerillos. El hombre fue contratado en forma privada por los hijos de la víctima ya que la Fiscalía no lo aceptó como perito oficial porque no está avalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Herrero se presentó en un hotel abandonado de Potrerillos que ya había sido inspeccionado por la Justicia local y en menos de media hora encontró partes de un cráneo y de un maxilar y una nota en un hotel que hacía referencia a Viviana Luna, a una red de trata de personas.

La sospecha sobre el accionar del perito privado comenzó a crecer cuando el Laboratorio de Huellas Genéticas determinó que el cráneo y el maxilar hallados en Potrerillos pertenecían a un varón. Ese mismo martes, el fiscal Pirrello se comunicó con personal de un juzgado ubicado en Río Gallegos, donde se investiga la desaparición de Marcela López (61). En esa causa Marcos Herrero encontró restos óseos con características muy similares a lo ocurrido en Mendoza: también estaban quemados, también eran partes de un cráneo y de un maxilar y no pertenecían a la mujer buscada. Finalmente una pericia determinó que pertenecían al mismo cadáver.

Marcos Herrero fue detenido el 3 de diciembre en su casa de Viedma, Río Negro. Un vecino declaró que durante el allanamiento arrojó un bolso por la medianera que también tenía varios restos óseos. Por otro lado, en un video del rastrillaje en Potrerillos se observó que el adiestrador de perros tenía un bulto en su chaleco que luego desapareció, por lo que se sospecha que allí ocultaba las pruebas que plantó.

Tal vez te interesa:  Un hombre asesinó a su hermano de dos puntazos con un destornillador

.

  • Marcos Herrero
  • adiestrador de perros


Botón volver arriba