Policiales en la Patagonia

entregó a su hijo de 17 años, sospechoso del crimen

Un joven de 18 años murió en la localidad mendocina de San Rafael, tras haber sido apuñalado a la salida de una fiesta, y como presunto autor del crimen quedó detenido un adolescente de 17 que fue entregado a la policía por su propia madre, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Rodrigo Pavez (18), quien fue asesinado ayer tras haber participado de una fiesta de cumpleaños que se desarrollaba en una casa de calle Las Arabias al 200, de Cuadro Nacional, en San Rafael, al sur de Mendoza.

Según relataron testigos, Pavez salió a la vereda y comenzó a discutir con otro joven, quien por causas que se investigan, le asestó golpes de puño y una puñalada en el pecho.

Ya malherido, el joven fue asistido por una joven que presenció la agresión y fue trasladado hasta el hospital local Teodoro Schestakow, donde fue sometido a una cirugía pero falleció horas más tarde.

Tras el deceso, la madre de un adolescente de 17 años -su identidad se preserva porque es un menor de edad-, lo llevó a la comisaría y lo entregó ante las autoridades como presunto autor del ataque.

El adolescente quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores, mientras se esperaba por el resultado de la necropsia y la incorporación de más testimonios para saber qué sucedió entre los jóvenes.

Fuentes policiales informaron hoy que el menor quedó en calidad de detenido por directiva del fiscal Sergio González y Juez Penal de Menores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba