Policiales en La Pampa

Caso Jana Maradona y una investigación que terminó en la localidad de Speluzzi con una persona investigada y notificada que quedó a disposición de la justicia

  • El procedimiento se llevó a cabo el jueves en horas de la mañana
  • Personal de la División Delitos Informáticos de la Dirección Investigaciones Cibercrimen de la policía bonaerense llegó el miércoles a General Pico y coordinó acciones junto con personal de la Brigada de Investigaciones Regional II.
  • Se allanaron un local comercial y una vivienda.

La pesquisa se inició en marzo pasado con una denuncia realizada en la fiscalía general de San Isidro, donde se especificaron siete cuentas de la red social Instagram y una de correo electrónico a través de las cuales se amenazaba de muerte a Jana Maradona, indicando que “no reclame la herencia de su padre”.

La persona involucrada negó en todo momento lo sucedido. En el procedimiento participó personal de la Brigada de Investigación de la UR II. “La denuncia la radicó la hija de Maradona, Jana, quién había recibido amenazas por distintas redes sociales de la misma persona”, dijo la comisario inspector, Vanina Fileni, responsable de la brigada de investigaciones.

En el lugar se le secuestró dos computadores, un teléfono celular y otros elementos relacionados con la investigación. La investigación la llevan adelante los fiscales Patricio Ferrari, Laura Capra y Cosme Iribarren, todos ellos miembros de la Fiscalía General del Departamento Judicial de San Isidro, comenzaron a coordinar acciones junto con áreas técnicas de la Policía bonaerense para dar con el origen de los mensajes intimidatorios.

El involucrado quedó notificado y a disposición de la justicia. La investigación seguirá su curso a pesar de que el denunciado negó en todo momento estar involucrado en el caso.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba