Policiales y Locales de Formosa

La creación de la universidad provincial de Formosa es la demostración más cabal del fracaso del gobierno en la gestión de la UNaF durante los últimos 33 años

El docente universitario, Dr. Blas Hoyos, criticó la reciente e improvisada creación de la universidad de Provincial de Formosa aprobada en tiempo récord, en el mismo tiempo que demanda declarar de interés legislativo un festival o fiesta patronal»

Al respecto dijo que: «El oficialismo provincial (el modelo formoseño) en definitiva, no hizo otra cosa que aceptar y asumir una realidad irrefutable que no es otra que su estrepitoso fracaso en la gestión de nuestra Universidad Nacional de Formosa, la UNaF creada durante el gobierno de Raúl Alfonsín en septiembre de 1988, en su etapa fundacional estuvo sus 10 primeros meses dirigida por el Dr. Juan Carlos Candia, ese tiempo fue suficiente para acordar la división de patrimonios y bienes con la UNNE establecer las bases de infraestructura, adecuación académica e institucional de la nueva universidad. Además se aprobó un estatuto y se avanzó en un proceso activo y eficiente de normalización con la convocatoria e inscripción de concursos docentes en marcha, todo se derrumbó con el triunfo del menemismo y la entrega adelantada del poder en julio de  1989 que inauguró la etapa del oficialismo provincial (el modelo formoseño) al frente de la administración y gestión de la alta casa de estudios que tanta expectativa y esperanza implicaba para todos los formoseños». 

Agregró que: «El interinato provisorio del entonces diputado nacional Ramón Prieto, se agota en tres meses y continúa con la designación de Mario Ferreyra Avilés como nuevo rector  un personaje algo excéntrico,  pues era de origen español con hábitos y costumbres poco usuales, después de su accidentado y errático paso por la UNaF tuvo que renunciar para después afrontar juicios y denuncias por abuso sexual, fue el turno entonces del Profesor Acosta, apodado profesor Tereré, por su costumbre apacible de degustar frescas jarras de tereré durante largas horas a la sombra del Mango en el parterre de su casa en la calle Fotheringham, estuvo 32 meses sin mucha gestión conocida, luego le siguió Dr. Héctor Juan Gambarini, un abogado menemista foráneo, con más trayecto en la educación privada que en la pública duró 5 años, finalmente luego de 10 largos años de intervención, se pudo lograr la ansiada normalización y asumió el Profesor Heraldo Prieto, primer rector de una universidad normalizada».

Dijo que: «Es muy conocida la situación conflictiva que se originó a partir de la crisis interna del PJ local cuando el Gildismo se enfrentó al Joguismo por la reelección indefinida y entre sus batallas campales violentas una de las más memorables fue la que tuvo como campo de batalla el predio de la UNaF, cuando Prieto prestó sus instalaciones para que los diputados puedan sesionar, el gildismo a partir de la complicidad de las fuerzas de seguridad nacional y la policía de la provincia liberaron la zona, para que las fuerzas parapoliciales al mando de su conocido jefe de patota, ingresaran violentamente al territorio federal del campus de la UNaF, rompiendo todo a su paso y golpeando a diputados docentes y colaboradores». 

Luego en el 2002 vino el período de Carlos Dalfaro, quien tuvo que renunciar en medio de un escándalo internacional generado a partir de la denuncia judicial por la emisión de títulos truchos.

 «Esta organización desde una asociación ilícita triangulaba la entrega de títulos secundarios de un Colegio privado en Tierra del Fuego con una Academia en Madrid España y que finalmente entregaba títulos apócrifos expedidos por la UNaF» explicó Hoyos y agregó que, «Después de este autoescrache que destruyó el prestigio de nuestra UNaF, vinieron los dos períodos del Ing. Romano cuya gestión se puede recordar por la organización de fiestas Hot con escenas de streaptrease o el escándalo por retención y desviación de los aportes de descuentos por jubilación de los docentes, es durante esta gestión que se crea el instituto universitario de Laguna Blanca». 

Luego aseguró que: «Por último queda la designación del último rector Cesar A. Palmelter que también asume con el apoyo absoluto e incondicional del modelo formoseño. Que a partir de serias acusaciones, avances autoritarios y disputas terminará en una grave crisis interna del oficialismo provincial entre el actual rector y sectores encabezados por el actual vicegobernador de la provincia Heber Solís, con violencia institucional con agresiones físicas incluídas, también usaron como campo de batalla nuevamente el campus de la UNaF, finalmente la campaña del «conquistador Solís» terminaron en una humillante derrota en la justicia federal, de nada valieron los fallos a favor conseguidos por el «amigable juez federal Pablo Fernando Morán», pues todas y cada una de sus dictámenes, fueron revertidas por la cámara de Apelaciones del Chaco». 

 Hoyos entendió que: «Como pueden observar pormenorizadamente salvo los 10 meses iniciales de la fundación de la UNaF, durante más de 33 años posteriores estuvo «siempre Gobernada» por Hombres del Oficialismo provincial, o sea del justicialismo o si quieren podemos llamarlos también del Modelo Formoseño, y la pregunta inevitable es: ¿En 33 años de gestión, con un presupuesto de 5 mil millones de pesos anuales y una planta que debe estar cerca los 4 mil entre docentes, no docentes y contratados, no fueron capaces de sentar aunque sea las bases de una universidad pública, gratuita, comprometida y capaz de cubrir las demandas de su sociedad? Estos enormes y multimillonarios recursos económicos humanos, dilapidados durante 33 años manejados exclusiva e implacablemente solo por ellos no sirvieron para nada».

Sentenció que: «¿Que se puede esperar? de los mismos autores del «Gran Fracaso de la UNaF» viene ahora la segunda película de la Saga, titulada «La Universidad Provincial de Formosa». Es raro creer que quienes chocaron la calesita sean ahora los pilotos de prueba de este nuevo experimento educativo».

El Dr  Hoyos finalizó diciendo que: «Terminada las fanfarrias, el cotillón y las consignas huecas, La aprobación de la Ley De Creación de la Universidad Provincial de Formosa es reconocer y asumir de  la manera más contundente, el Fracaso y la mala praxis en al gestión de 33 años al frente de la UNaF».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba