Policiales en Buenos Aires

Silencio por el cadáver arrojado sobre la ruta 2

Todo lo que rodea al crimen de José Antonio García (92), quien fue asesinado y luego arrojado a la vera de la ruta 2, a metros del arroyo Abascay, parece irse desentrañando de a poco. Ayer por la mañana, el hijo y la nuera del jubilado se negaron a declarar ante el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta (UFI Nº 16), quien lleva la causa.

Se trata de Marcelo Fabián García, quien fue detenido el domingo último junto a su pareja, identificada como Isabel del Valle Bordón. Ambos se habían acercado a la comisaría Tercera de Quilmes a radicar una denuncia por averiguación de paradero del hombre mayor.

Según señalaron voceros consultados, Marcelo García aseguró que por la mañana se dirigió junto a su padre a un cajero de la zona de Quilmes para retirar dinero y que luego de eso no pudo volver a localizarlo.

Los dos imputados tiene distintos abogados, lo que sugiere que hay intereses contrapuestos entre ellos. “Esto hace pensar que la mujer podría ‘quebrarse’ y declarar en contra de su pareja”, apuntó una fuente vinculada a la investigación.

Ahora, el fiscal Condomí Alcorta tiene el término de un mes para dictar o no la preventiva de ambos.

Como hubo informado este diario, la operación de autopsia determinó que la víctima falleció por una asfixia mecánica y politraumatismos, indicaron las fuentes.

“El cuerpo de la víctima presentaba golpes en la cara y en el tórax que evidenciaba muchísima saña. Estaba amordazado, envuelto con una bolsa de nylon trasparente y cubierto con una frazada multicolor y una bolsa arpillera a sus pies”, precisó un portavoz de la pesquisa.

Tras el hallazgo del cuerpo, Condomí Alcorta junto a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local, llevaron adelante la pesquisa que dio como resultado la detención del presunto autor del hecho y su pareja.

Tal vez te interesa:  VIDEO. Ataque sexual a nena de 8 años en Melchor Romero: familiares y amigos reclaman justicia

Entre las pruebas que recolectó el fiscal, una testigo declaró que la víctima se encontraba junto a su hijo y que éste lo retiró de su domicilio, en la calle Pasco al 500, en el barrio porteño de Balvanera.

Además, señaló la mala relación que existía entre padre e hijo y con su ex pareja, madre de su hija, a quien amenazó una vez diciéndole que “te voy a matar a vos y a tu hija y las voy a tirar en un zanjón”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba