Policiales en Buenos Aires

Se llevan un cachorrito a plena luz del día y su familia está desesperada

Una mujer y sus pequeños hijos se encuentran abocados a una desesperada búsqueda luego de sufrir el pasado sábado en Los Hornos el robo de su cachorro de pitbull de apenas cinco meses de edad.

“No sé cómo explicarles a mis hijos que existe gente así que es capaz de todo por ganarse unos pesos. Porque no creo que se vaya a quedar el cachorro. Lo más probable es que lo venda”, expresó ayer Yamila, la dueña de “Rocco”, el perro que fue robado en 155 y 60 bis.

El hecho tuvo lugar a plena luz del día cuando la mujer salió de su casa para realizar unas compras en un negocio cercano.

Cuando estaba por salir de su propiedad se percató de que su mascota la había seguido.

Confiada en que no tardaría más de diez minutos, optó por dejar al pequeño can hurgando y olfateando entre los pastizales de su vereda y se dirigió al comercio.

Al retornar se dio cuenta de que Rocco no estaba e ignoró el presentimiento que tuvo.

Como sus hijos han desarrollado un fuerte vínculo con el animal confió en que estaría con sus nenes jugando. Pero al ingresar a su casa, reafirmó sus sospechas.

En ese marco, cruzó la calle y tocó la puerta de la casa de su vecino para pedirle las imágenes captadas por su cámara de seguridad.

Tras ver el video confirmó su presentimiento: a Rocco se lo habían llevado. “Estoy segura de que lo robó porque Rocco tenía su chapita puesta. No puede decir que lo encontró. Se equivocó pero todavía está a tiempo de corregirlo”, dijo.

Tal vez te interesa:  Locura y milagro en Bahía Blanca: manejaba borracho, llevaba a 14 amigos en el auto y volcó

Como se puede apreciar en el video al que tuvo acceso este diario, minutos después de las seis de la tarde, un auto gris marca Fiat modelo Weekend frenó su marcha en el frente de la vivienda de Yamila.

Luego se ve a un hombre descender de la unidad y dirigirse al pastizal en donde se encontraba el perro al que termina introduciendo en el coche por la ventana del conductor.

“Mis nenes lloran. Estamos muy mal. Para mí es un ‘hijoperro’. Además todavía le falta terminar un tratamiento por Parvovirosis. No pierdo las esperanzas”, expresó.

En este marco, la mujer hizo un llamado a la solidaridad a la comunidad para que, en caso de surgir una novedad, se comuniquen con ella al 2215856758.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba