Policiales en Buenos Aires

Se cumplen 5 años de una tragedia aún impune: “La Masacre de Varela”

A cinco años de la denominada “Masacre de Florencio Varela”, en la que cuatro amigas fueron baleadas cuando regresaban de bailar en ese partido del sur del Conurbano bonaerense y dos de ellas murieron, una de las sobrevivientes recordó ayer que ese hecho terminó con su “niñez”, sus “sueños” y “proyectos”, y pidió justicia para que el caso no quede impune.

El doble crimen de Denisse Juárez (17) y Sabrina Barrientos (16) fue cometido en febrero de 2017, cuando ambas víctimas regresaban de un boliche junto a dos amigas de 15 y 16 años.

“Ése fue un año terrible para mí, donde terminó mi niñez, mi sueños, mi proyectos…es duro seguir viviendo con los recuerdos y cicatrices que llevo en mi cuerpo”, dijo hoy a Télam una de las víctimas que fue herida en el ataque y que al momento del mismo tenía 16 años.

“Tuve que operarme, me pusieron un platino; Perdí la visión en uno de los ojos y las fuerzas en la mitad de mi cuerpo. Ahora estoy como puedo”, indicó la joven, de ahora 21 años, y agregó: “Pido justicia por mí y por las otras tres chicas. Que todo lo que nos pasó no quede impune.”

Por el caso habían detenido a un vigilador privado de 40 años, que luego fue liberado por falta de pruebas, tras no ser reconocido por ninguno de los tres testigos presenciales de la masacre.

“Tenemos un doble homicidio todavía impune. Hay testigos que nunca citaron a declarar y dos sobrevivientes que tampoco llamaron desde la fiscalía. Es un horror que a cinco años del ataque la causa esté frenada totalmente”, dijo Noelia Juárez, tía de la asesinada Denisse.

Tal vez te interesa:  Se resistió a un robo y lo ejecutaron de un disparo

Según la mujer, “los investigadores saben quién es el culpable, pero nunca lo corroboraron”.

“Nosotros queremos la verdad y a cinco años todo sigue igual. De la fiscalía nunca nos llamaron, nos dijeron que iban a investigar todo, pero después no pasó nada”, añadió.

Además, un peritaje de barrido electrónico realizado sobre muestras tomadas al vigilador investigado horas después del hecho y luego analizadas por expertos del Poder Judicial en la Asesoría Pericial de La Plata determinó que no tenía restos de deflagración de disparo de arma de fuego en sus manos.

Durante la instrucción de la causa también fue apresado, aunque por la tenencia de un arma robada y no por la masacre, un joven, mientras que fue notificado en el marco del expediente un tercer hombre aunque nunca lo imputaron.

Además, dos meses después del hecho, una de las sobrevivientes se presentó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, a cargo de la causa, y reconoció en fotografías a uno de los presuntos agresores, aunque esta persona nunca fue detenida ni imputada.

La “Masacre de Florencio Varela” ocurrió alrededor de las 6 del 11 de febrero de 2017, en la esquina de avenida Senzabello y Los Andes de Florencio Varela, en el sur del Gran Buenos Aires.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba