Policiales en Buenos Aires

No fue “light”: robaron y causaron daños a dietética

Con entusiasmo e ilusión, una mujer de 54 años decidió hace dos meses alquilar una propiedad para tener su dietética, que funciona en 70 entre 9 y 10. Pero sus expectativas de progreso tropezaron en los primeros minutos de ayer contra una realidad que agobia no sólo a comerciantes, sino también a vecinos platenses: la inseguridad.

Y bajo la modalidad delictiva como escruche, dos jóvenes ladrones primero provocaron destrozos en la cortina metálica y en la puerta de vidrio de entrada, para luego apoderarse del dinero que había quedado en la caja registradora y de un teléfono celular.

“FUE UNA NOCHE DE TERROR”

La damnificada por este ataque en la dietética “Granos y semillas” es Marcela (54), quien en la tarde de ayer aceptó ante EL DIA referirse a lo ocurrido pese a que, enfatizó, “pasé una noche de terror”.

No es para menos. Poco después de la una de la mañana de ayer “me avisó la mujer a la que le alquilo el local (que vive en la cuadra) que me habían entrado a robar en la dietética”.

Pese a que Marcela vive en otra zona de la Ciudad, el impacto de la noticia la desesperó y la impulsó a llegarse hasta su negocio, desafiando que implicaba hacerlo en el comienzo de la madrugada.

“Me encontré con que me había violentado la puerta de la cortina metálica y que además, con un ladrillo que quedó en la vereda, me abrieron un boquete en la puerta de vidrio para meterse en el local”, relató la comerciante.

Este último dato aportado por Marcela, permite suponer que quienes lograron acceder al interior de la dietética serían menores de edad.

Tal vez te interesa:  Los “cuentos del tío”, vigentes: “hay que sellar los dólares y euros”

Al margen de los daños, comprobó que en la caja registradora ya no estaban “los 1.500 pesos en cambio que había dejado”.

No fue el único faltante que advirtió, porque también “me robaron hasta el celular del negocio”.

Pero comentó que para constatar lo antedicho “tuve que esperar hasta las 4 de la mañana, porque dentro del local estuvo trabajando la Policía Científica”.

Rescató que “hasta que pude llegar al local, lo estuvo custodiando personal policial que vino enseguida que recibieron el alerta después de un llamado al 911”.

“También me esperaron a que fuera a la comisaría Novena a radicar la denuncia”, consignó luego.

“LES GRITARON Y ESCAPARON”

Con todo, Marcela en medio de su desconsuelo por lo que fue “el primer robo que tengo desde que estoy hace dos meses y espero que sea el último”, hizo una mueca de alivio al aludir a que una vecina “les gritó para que se fueran y entonces escaparon rápido”.

“De lo contrario, el robo pudo haber sido peor, capaz que también me robaban bastante mercadería o me rompían cosas al buscar y no encontrar más plata de la que había en la caja”, conjeturó.

Ahora espera saber si los delincuentes quedaron filmados, porque “en 9 y 70 hay una cámara municipal de seguridad y la Policía me dijo que solicitará tener la grabación para identificarlos”. En el barrio expusieron que “hace rato que hay robos”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba