Policiales en Buenos Aires

Desgarrador relato de la madre de las nenas fallecidas en el incendio

El fatal incendio que en la tarde del jueves se cobró las vidas de dos hermanitas de 4 y 11 años, así como la de un primito de ambas, de 5 años, en el barrio berissense José Luis Cabezas, atravesó definitivamente también las de sus padres y demás familiares.

Pero el drama, según pudo constatar ayer a la tarde este diario en el lugar, golpeó fuerte también en vecinos de ese humilde barrio.

A pocas horas del luctuoso episodio ocurrido en calle 52 y las vías, todavía con el dolor en carne viva, Brenda, mamá de las hermanitas fallecidas en el siniestro, aceptó hablar con EL DIA.

Y luego de asegurar que todavía no se explica cómo se originó el desgraciado caso, reveló otras cuestiones vinculadas a una situación que tuvo una derivación trágica.

“Mis nenas me pidieron salir a la calle a jugar y les dije que no. Pero volvieron al rato y me insistieron con que querían salir. Entonces, les dije que lo hicieran pero sólo un ratito”, reflejó.

Y explicó, en un testimonio entrecortado por instantes debido a que irrumpía en llanto, que mientras comenzaba a desencadenarse la tragedia en el carro ubicado a metros de su domicilio, “estaba hablando por videollamada con el papá de las nenas, que está en España”. Fue en medio de esa charla “sentí que mis nenas gritaban y cuando salí a ver qué pasaba, estaba incendiándose el carrito”.

En segundos, quedó presa de la desesperación y la angustia, que se acrecentaron vertiginosamente porque “estaban los tres adentro del carro y no podíamos abrirlo. No sabemos qué pasó. Supuestamente había un colchón adentro y creemos que estaban jugando con un encendedor. Quizá se trabó la puerta con el colchón”.

Tal vez te interesa:  En el primer mes de 2022, un femicidio cada 31 horas

Volvió a emocionarse hasta las lágrimas cuando enseguida reflejó que “mi cuñado se quemó las manos intentando salvarlos. Pero cuando los sacaron, estaban carbonizados”.

También citó que “mi cuñada se llevó a una de las nenas, que todavía hablaba. Los otros dos estaban inconscientes y los cargó un patrullero. Fue un ratito en que pasó todo. Ahora estoy destrozada, no resistió ninguno de los chicos”.

“SIEMPRE LOS VEÍA JUGAR”

“Siempre veía jugar a estas criaturas en la vereda y tengo muy grabada en la memoria verlos sonreír, entreteniéndose con algún perro o gato del barrio”, confesó ayer a EL DIA Mercedes (38).

Sus palabras fueron articuladas entre pausas, como quien se representa en imágenes lo que va expresando al mismo tiempo.

Estimó que el fatal incendio “duró 5 ó 6 minutos” y reflexionó que “fue todo tan rápido como terrible”.

Si bien los investigadores no establecieron fehacientemente cómo se originó el fuego, en el lugar apareció quemado un carro de chapa con las tres criaturas. Y ayer este diario supo que junto a los menores murió también un perro.

Mercedes dejó en claro que los padres de las infortunadas víctimas “eran muy presentes”. Y reforzó su apreciación añadiendo que “la madre de las nenas las llevaba a la escuela y estaba pendiente de las notas. Y si andaban mal en alguna materia, las llevaba a que reciban clases particulares”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba