Policiales en Buenos Aires

Comerciantes en vilo por una ola de robos vandálicos

El delito y el vandalismo continúan generando importantes perjuicios económicos a los comerciantes de la Ciudad.

En esta ocasión, los blancos de destrozos y robos que eligieron los delincuentes fueron tres comercios de Villa Castells, un sector que en el último tiempo viene registrando una larga lista de casos de propietarios de locales que, además de tener que asumir las mermas por el robo de mercadería o el dinero de la caja, deben afrontar importantes gastos para reparar los daños que causan los hampones para cumplir su objetivo.

En principio, todo apunta a que se trata de una banda de menores que emplea el mismo modus operandi: arrojar una piedra, una baldosa o un trozo de escombro contra una vidriera para luego ingresar al local y apoderarse de todo cuanto puedan cargar.

Esta fue la situación que le tocó vivir en las últimas horas a los propietarios de una barbería de 10 y 501.

Según trascendió, ayer alrededor de las 5 de la madrugada, el cristal de la puerta se fisuró en cientos de pedazos luego de un ataque con un elemento contundente. Tras ese acto de vandalismo, los sospechosos ingresaron al comercio y se apoderaron de varias herramientas.

“La verdad es que me cortaron los brazos”, dijo el barbero a este diario.

VIDEO. Maltrato animal y juego ilegal: así operaba la banda de “La Reina de los gallos”

Renuevan el pedido de justicia por Martín Recalt

Una situación similar le tocó vivir el pasado sábado a una fiambrería y a una carnicería ubicada en la misma cuadra. Si bien no alcanzaron a robar, los daños materiales que provocaron en los blindex pusieron en serios gastos a los dueños. En ambos negocios indicaron que el arreglo de los cristales asciende a los 140 mil pesos.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba