Mundo

Indigente no puede creer su transformación después de que los barberos le cortaran el pelo gratis

Esto es lo que le ocurrió al indigente de Mallorca que se sometió a un increíble cambio de imagen.

Seguro que ya has visto el vídeo del increíble cambio de imagen del indigente de Mallorca. El vídeo en cuestión, publicado por el usuario de YouTube Dr. Filmgood, muestra a un hombre sin hogar conocido como José Antonio.

José vivió supuestamente en las calles de Mallorca durante 25 años y se pasaba el día ganando dinero ayudando a la gente a aparcar sus coches junto a La Salvajería, un salón de belleza y peluquería.

José, que en su día fue electricista, se quedó sin hogar tras sufrir una depresión y ser incapaz de seguir su propia vida.

Nunca tuvo problemas con la bebida o las drogas, pero expresó que se volvió “como un vegetal”, tras sufrir una profunda depresión.

El vídeo, filmado en 2015, se convirtió en una locura viral, por razones obvias. En el vídeo, José recibe un cambio de imagen por parte del equipo de La Salvajería, que incluye un corte de pelo, un color y un recorte de barba, e incluso un traje nuevo y elegante.

Mira a continuación y comprueba lo increíble que está José, el ex indigente

¿Pero dónde está José ahora? Esto ocurrió hace más de 18 meses, y los comentarios en el vídeo se preguntan qué pasó con el vagabundo después de su cambio de imagen. Para empezar, ya no es un indigente, ¿no es genial?

También se ha sometido a un tratamiento médico en los ojos, los oídos y los pies, y actualmente está buscando trabajo.

José, también conocido como Josete, atribuye su nueva vida a la peluquería, diciendo a The Mail Online: “Dudo que cualquiera de estos cambios hubiera sucedido si no fuera por la ayuda de personas como el dueño de la peluquería y los otros locales que me han ayudado a recuperarme.

No es sólo un cambio de look, sino que me ha cambiado la vida”.

Antes de que se grabara el vídeo, José vivía en una casa abandonada, sin agua ni cocina. Tenía múltiples problemas de salud y estaba prácticamente ciego.

Ahora vive en un piso compartido, donde es capaz de cocinar, lavar y pagar el alquiler moviendo los coches de la gente en la plaza del pueblo; cuando su salud mejore tiene la intención de buscar otro trabajo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba