Mundo

Elegido nuevo líder pakistaní

El Parlamento de Pakistán eligió el lunes a Shahbaz Sharif, de la Liga Musulmana de Pakistán, como nuevo primer ministro del país. El exlíder de la oposición asumió el cargo en medio de un boicot parlamentario por parte del partido del primer ministro saliente Imran Khan, quien acusó a sus opositores políticos de confabularse con Estados Unidos antes de la moción de censura que condujo a su destitución el domingo.

El éxito de Sharif se produce después de que los legisladores de la Asamblea Nacional votaron para destituir a Khan de su cargo durante el fin de semana con 174 votos; dos más que la mayoría simple requerida en los 342 escaños de la cámara baja del Parlamento de Pakistán. Sharif se desempeñó anteriormente como primer ministro de Punjab, cuyos 110 millones de habitantes la convierten en la provincia más poblada de Pakistán, de 1997 a 1999 y nuevamente de 2008 a 2018.

Es el hermano menor del ex primer ministro Nawaz Sharif, quien fue declarado culpable de ocultar activos en 2017, cuando surgieron revelaciones condenatorias con los Papeles de Panamá, y ha liderado la Liga Musulmana de Pakistán desde la condena de su hermano. En 2019, la Oficina Nacional de Responsabilidad congeló 23 propiedades pertenecientes a Shehbaz y su hijo, Hamza Sharif, acusándolos de lavado de dinero. Fue acusado de lavado de dinero en 2020 y encarcelado en espera de juicio antes de su liberación bajo fianza en 2021.

La candidatura de Sharif quedó sin oposición cuando el candidato rival y ex canciller pakistaní Shah Mahmood Qureshi, favorecido por el ex ministro de Relaciones Exteriores Tehreek-e-Insaf (Partido de la Justicia de Pakistán) de Khan, lideró una huelga y boicot de las elecciones.

Tal vez te interesa:  Verizon desconcertado por mensajes falsos de remitentes desconocidos

En marzo, Khan acusó a los opositores políticos de conspirar con EE. UU. para socavar su autoridad, citando una carta informativa del embajador de Pakistán en EE. UU. que, según él, contenía evidencia de que Washington creía que su destitución del poder traería consigo una mejora en las relaciones entre EE. UU. y Pakistán. .

«Dicen que ‘nuestra ira se desvanecerá si Imran Khan pierde este voto de censura'». el asediado primer ministro alegó en un discurso televisado en ese momento.

En respuesta, el portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, insistió en que había «No es verdad» a la acusación y que Washington estaba “siguiendo de cerca los acontecimientos en Pakistán” pero eso «respeto[ed] y apoyo[ed] El proceso constitucional de Pakistán y el estado de derecho”.

Khan, un exjugador de críquet que llevó al equipo paquistaní a la victoria en la Copa del Mundo de 1992, se convirtió en el primer primer ministro en la historia del país en partir tras la moción de censura del domingo. Se había resistido a las llamadas para su reemplazo, prometiendo “nunca renuncies, no importa cuál sea el resultado” y moviéndose para disolver el parlamento el 3 de abril. Sus oponentes apelaron a la Corte Suprema, que ordenó la reinstalación de la legislatura y aprobó la votación después de cuatro días de deliberaciones.

Como primer ministro, Khan había mantenido una política exterior ferozmente independiente, argumentando que Pakistán había sufrido por haber apoyado previamente las acciones militares de la OTAN en Afganistán. En un mitin de marzo, declaró: “Somos amigos de Rusia y también somos amigos de Estados Unidos; somos amigos de China y de Europa; no estamos en ningún campamento”. Se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, el 24 de febrero, el día en que Moscú lanzó su ofensiva militar en Ucrania, para discutir los lazos bilaterales y asuntos regionales. Más tarde respondió a una carta del 1 de marzo en la que presionaba a Pakistán para que se uniera a una resolución de la ONU que condenaba a Rusia por “agresión contra Ucrania” criticando a sus signatarios, que incluían diplomáticos de la UE, Canadá y Australia, acusándolos de tratar a los paquistaníes como «esclavos». Pakistán fue uno de los 34 países que se abstuvo en la votación.

Tal vez te interesa:  Senador de EEUU pide asesinato de Putin

Moscú sostiene que el ataque se lanzó con el propósito de «desmilitarización» y «desnazificación» de Ucrania, y que era la única opción posible que quedaba para proteger a la población del este de Ucrania tras años de un bloqueo agotador que se cobró miles de vidas. Kiev insiste en que la ofensiva no fue provocada y dice que no tenía planes de retomar por la fuerza las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Puedes compartir esta historia en las redes sociales:

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba