Desmantelado el ‘supercártel’ de drogas de la UE

El sindicato del crimen organizado controlaba alrededor de un tercio del tráfico de cocaína en los países del bloque, según Europol

Un «súper cártel» de cocaína en expansión ha sido derribado en la UE en una serie de redadas policiales coordinadas, anunció Europol el lunes. Las redadas, denominadas ‘Operación Luz del Desierto’, se llevaron a cabo en España, Francia, Bélgica, Países Bajos y Emiratos Árabes Unidos (EAU) entre el 8 y el 19 de noviembre.

La operación, en la que participaron las fuerzas del orden de las respectivas naciones, la Administración para el Control de Drogas (DEA) de EE. UU. y la propia Europol, fue la culminación de múltiples investigaciones paralelas, señaló la agencia internacional.

“Un total de 49 sospechosos han sido arrestados durante el curso de esta investigación. Los narcotraficantes considerados objetivos de alto valor por Europol se habían unido para formar lo que se conoce como un ‘supercartel’”, dijo la agencia.

Europol ha publicado un breve vídeo de la operación, con imágenes tomadas durante las redadas. Las imágenes muestran vehículos de lujo, grandes sumas de dinero en efectivo, drogas, armas y otras pruebas incautadas por agentes del orden.

El “supercártel” tenía el control de alrededor de un tercio del comercio de cocaína en la UE, además de estar involucrado en esquemas masivos de lavado de dinero, según la agencia. Los Países Bajos y España representaron la mayoría de los arrestos, mientras que al menos seis “objetivos de alto valor” fueron arrestados en Dubái.

“La escala de la importación de cocaína a Europa bajo el control y mando de los sospechosos fue enorme y las fuerzas del orden incautaron más de 30 toneladas de drogas en el transcurso de las investigaciones”, declaró Europol.

En septiembre, Europol y la policía española detuvieron a “uno de los mayores lavadores de dinero de Europa”, que aparentemente trabajaba para un cartel internacional de la droga, durante una operación conjunta. Una fuente de AFP dijo que se trataba de John Francis Morrissey, de 62 años, asociado del Grupo del Crimen Organizado Kinahan. Según las autoridades estadounidenses, este clan criminal con sede en Dubái es conocido por contrabandear “narcóticos mortales, incluida la cocaína, a Europa, y es una amenaza para toda la economía lícita por su papel en el lavado de dinero internacional”.

Puedes compartir esta historia en las redes sociales:

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba