Texas comienza a transportar migrantes desde la frontera a Chicago

Texas comienza a transportar migrantes desde la frontera a Chicago

Texas envió un avión con más de 120 inmigrantes desde la frontera entre Estados Unidos y México a Chicago en una escalada de la operación de transporte en autobús del gobernador republicano Greg Abbott que ha llevado a más de 80.000 inmigrantes a ciudades lideradas por demócratas en todo el país desde el año pasado.

El primer vuelo, que según la oficina de Abbott salió de El Paso y llegó el martes, se organizó una semana después de que el ayuntamiento de Chicago tomara nuevas medidas sobre los autobuses llenos de inmigrantes que han generado fuertes críticas del alcalde Brandon Johnson. La ciudad ha dicho que los operadores de autobuses comenzaron a intentar dejar a las personas en ciudades vecinas para evitar sanciones que incluyen multas, remolques o incautaciones.

Los operadores de autobuses ahora podrían enfrentar sanciones más severas en Chicago por no descargar a los recién llegados en un lugar designado o por no completar la documentación municipal. El portavoz de Abbott, Andrew Mahaleris, dijo el miércoles que los vuelos fueron el resultado de que Johnson “atacara autobuses de inmigrantes” de Texas.

El vuelo despegó un día después de que Abbott firmara una nueva ley esta semana que permitiría a la policía de Texas arrestar a inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera, intensificando una serie de medidas agresivas que el estado ha tomado en protesta por las políticas de inmigración del presidente Biden.

“Hasta que el presidente Biden dé un paso al frente y haga su trabajo para asegurar la frontera, Texas seguirá tomando medidas históricas para ayudar a nuestros socios locales a responder a esta crisis provocada por Biden”, dijo Mahaleris.

La Casa Blanca criticó el vuelo y acusó a Abbott de utilizar a los inmigrantes para política.

“Una vez más, el gobernador Abbott está mostrando la poca consideración o respeto que tiene por los seres humanos”, dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Angelo Fernández Hernández. “Este último truco político se suma a su lista de políticas extremas que buscan demonizar y deshumanizar a las personas”.

Según la oficina del gobernador, más de 23.000 inmigrantes han sido enviados a Chicago en autobuses como parte de la misión fronteriza de Abbott conocida como Operación Estrella Solitaria.

La operación multimillonaria también incluyó colocar alambre de púas a lo largo de la frontera, instalar barreras de boyas en el Río Grande y desplegar más oficiales. El martes, un tribunal federal de apelaciones ordenó a la administración Biden que detuviera temporalmente el corte del alambre de concertina en la frontera mientras se desarrolla una impugnación legal.

La oficina de Johnson no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los vuelos a su ciudad.

Han surgido preocupaciones sobre las condiciones de vida y la atención médica brindada a los solicitantes de asilo que llegan a Chicago, resaltadas por la muerte el pasado fin de semana de un niño de cinco años que vivía en un refugio temporal para inmigrantes.

Subir