Rodrigo Lussich, fulminó a Diego Brancatelli tras su cruce con Kablan: «Tiene un máster en irritar compañeros»

Esta semana Paulo Kablan y Diego Brancatelli protagonizaron un polémico episodio en Argenzuela que terminó en que el periodista experto en policiales abandonara el vivo del ciclo, tras lo cual publicó un tweet fulminante sobre su compañero, que esta semana oficia de conductor.

“¿Por qué no estuve al aire en el último bloque en C5N? Por respeto al canal y a los compañeros. No puedo tolerar una falta de respeto de cualquier mal educado sin preparación«, escribió Paulo, conocido por no guardarse nada a la hora de opinar.

Más tarde, el periodista trató de bajarle los decibeles a su descargo afirmando que “le tiene un aprecio personal” al ex Intratables. «Me cansó, te discute la información. Es buen pibe, pero no quise seguírsela”, dijo, en referencia al informe que inició todo, sobre un policía que mató a un ladrón a sangre fría.

RODRIGO LUSSICH, MUY PICANTE SOBRE DIEGO BRANCATELLI TRAS SU CRUCE CON PAULO KABLAN

En Socios del espectáculo, hablaron sobre el polémico cruce entre los panelistas del ciclo de C5N que conduce habitualmente Jorge Rial, y entonces Adrián Pallares analizó si Kablan “está preparando la valijita para irse” del canal donde trabaja hace más de 15 años.

“A mí me parece que esta fue la excusa perfecta para sacar los trapitos al sol de que está incómodo conque Brancatelli sea el conductor porque es un tipo que claramente no está preparado para marcar estos temas”, agregó Paula Varela. “Y claramente Brancatelli no respeta”, señaló Rodrigo Lussich.

“Aparte Kablan es un calentón. Él ha llegado cinco minutos tarde al programa de radio de Elizabeth Vernaci y cuando ella lo retó, el tipo se plantó, le dijo ‘un besito, me voy’ y le renunció al aire”, agregó Lussich.

Mientras Adrián comparaba el cruce con el que tuvieron Marcela Tauro y Luis Ventura en Intrusos (otro ciclo de Rial) años atrás, Lussich fue fulminante con Brancatelli: “Es un provocador y se especializa en irritar a los compañeros. En Intratables hizo un máster con eso. Después lo podés odiar, pero si no le sabés llevar el juego…”, cerró.