Los participantes de MasterChef tuvieron la difícil tarea de cocinar en equipos y atados

Como en todas las jornadas, los participantes de MasterChef debieron poner a prueba su ingenio y talento para presentar sus mejores platos ante Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui. Sin embargo, en esta ocasión, contaron con una dificultad extra.

Los jurados sorprendieron a los concursantes al revelar el tremendo y dificilísimo desafío al que debieron enfrentarse antes de ponerse a cocinar: los chicos se dividieron en grupo de a dos ¡y debieron mantenerse atados con una especie de soga roja durante todo el momento de la preparación!

Si bien intentaron sortear el momento a puro humor, cada uno de los integrantes del programa de Telefe no disimularon lo que les generó encontrarse con esta adversidad con el tiempo corriendo.

¡Mirá que pasó en MasterChef!

WANDA NARA INTENTÓ ABRIR UNA CAJA CON UN CUCHILLO EN MASTERCHEF Y GERMÁN MARTITEGUI LE SALIÓ AL CRUCE

Fue un verdadero desafío con el que se encontraron los participantes de MasterChef para realizar sus respectivos platos y deleitar a Germán Martitegui, Donato de Santis y Damián Betular. Pero el particular gesto que tuvo Wanda Nara para ayudar a una participante desencadenó en un tenso momento con uno de los chefs.

Todo comenzó cuando cada concusante debió hacer una cuenta matemática cuyo resultado sería la clave de un candado que abriría la caja donde se escondía un ingrediente secreto que debía ser utilizado para la preparación.

Y al ver la dificultad de Candelaria Sorini de llegar al resultado, Wanda se acercó a la estación de cocina, agarró un cuchillo e intentó abrir la caja –que estaba cerrada con una cadena- de una llamativa manera.

Al ver esto, Martitegui acudió al lugar rápidamente, enojado por la escena que estaba viendo, le dio el resultado correcto a la joven y cuestionó la actitud de la presentadora: “No, no, no. Esto no puede ser así. La violencia no conduce a nada, Wanda”, lanzó. Y la hermana de Zaira Nara, cerró, divertida: “Si me dejabas cinco minutos más, a esta caja la hacía puré”.

¡Qué momento!