Condenaron a prisión a un ex Gran Hermano de España por un caso de abuso sexual dentro de la casa

La Justicia de España determinó que José María López deberá cumplir 15 meses dentro de la cárcel tras los hechos que denunció Carlota Prado durante el reality de Gran Hermano España que se transmitió en el año 2017.

José María López, exparticipante del Gran Hermano español, quedó condenado a 15 meses de prisión por haber abusado sexualmente a Carlota Prado, quien era su pareja en ese momento. Los hechos habían ocurrido dentro de la famosa casa en el año 2017.

Según constataba en la denuncia realizada por la víctima, ella estaba “inconsciente” al momento del hecho que ocurrió en uno de los dormitorios de la propiedad mientras estaba ebria. Por eso, la jueza de lo Penal número 18 de Madrid condenó al exconcursante como autor responsable y deberá cumplir otra condena a cuatro años de alejamiento e incomunicación respecto a Carlota, además de indemnizarla con 6 mil euros.

Qué dice la sentencia de la Justicia española por el caso de abuso sexual de José María López a Carlota Prado

El episodio de abuso sexual sucedió el 4 de noviembre de 2017 durante una fiesta que se organizó en la casa española de Gran Hermano Según detallaron en el diario El Mundo de España, la sentencia relata que “en el transcurso de dicha fiesta, Carlota Prado, que únicamente había cenado un plato de patatas fritas porque en la casa había escasez de alimentos, bebió una cantidad indeterminada de alcohol, que le condujo a una intoxicación etílica, que se acentuó a partir de la medianoche”

Luego de cinco años de ese episodio, la Justicia de Madrid condenó José María López a cuatro años de alejamiento e incomunicación de la víctima. También, deberá indemnizarla con 6 mil euros y Zeppelin, la productora del reality, deberá responder por esa cantidad de dinero. Esto se debe a que tanto el acusado como la víctima estaban contratados por la misma.

Además, Choup European Group, la entidad aseguradora contratada para el programa, deberá indemnizar a Carlota con 1.000 euros por el “daño moral” ocasionado al “comunicarle el delito del que fue objeto”. Esto último se refiere al momento en que la productora le pidió a Prado que se dirigiera al confesionario para mostrarle las imágenes del abuso sexual del cual había sido víctima durante la noche.

La desesperación de Carlota Prado al enterarse que José María López había abusado sexualmente de ella

Carlota Prado denunció haber sido víctima de una violación en la versión española de Gran Hermano en 2017. La causa por presunto abuso sexual tiene lugar en Madrid y el acusado es otro de los participantes del certamen, José María López.

En noviembre del año pasado volvió a surgir el debate por el hecho ocurrido dentro de la famosa casa. El caso había tomado trascendencia nuevamente porque Santiago Marín, el abogado de la víctima, decidió renunciar a la defensa de la joven.

“Traeme algo que me relaje por favor, tengo el corazón a mil”, pedía desesperada la joven cuando en el confesionario de la casa le mostraron un video del momento. De esa manera, Carlota se enteró de lo que le había ocurrido sin ningún tipo de asistencia psicológica a su lado. “Este tema, por José María y por tí, por el bien de ambos, no debe salir de aquí”, le pidió insólitamente “Super”, la voz en off del certamen.

En la cuenta oficial de Twitter de Gran Hermano España, el mismo día del hecho, indicaron: “La dirección de Gran Hermano ha decidido expulsar del programa a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa”.

Qué dice la acusación de Carlota de “Gran Hermano España”

Sobre la denuncia de abuso sexual emitida por Carlota Prado contra José María López, la imputación del Ministerio Fiscal de Madrid detalla: “Guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de semiinconsciencia en que se encontraba y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar, bajo el edredón, movimientos de claro contenido sexual, pese a que, balbuceando débilmente, dijo ‘no puedo’”.

Sobre el delito cometido por el joven, Carlota relató cómo fue el momento en el que ingresó al confesionario y le mostraron las imágenes: “Me dijeron que me tranquilizara y que tenía que ver unas imágenes. Y, en ese momento, me pusieron el vídeo con lo que sucedió esa noche, sin avisarme lo que estaba a punto de ver”.

En la acusación se describe que José María apretó su cuerpo contra el de Carlota “en aras de satisfacer su deseo sexual”, aunque ella haya levantado la mano para decirle que parara. Se estableció que en caso de que sea culpable del delito, se prevé una condena de entre 4 y 10 años de cárcel.