Cómo es la mansión de Gabriel Batistuta: estilo antiguo, parrilla gigante y campo de 129 mil hectáreas

A sus 54 años Gabriel Batistuta mantiene una vida de lujo. El ex futbolista posee una gran mansión en Reconquista, Santa Fe, en la que tiene 129 mil hectáreas, mantiene un estilo antiguo y rústico.

Foto: Twitter

CÓMO ES LA LUJOSA CASA DE GABRIEL BATISTUTA EN SANTA FE

Gabriel Batistuta siempre prefirió la tranquilidad del campo a la agitada vida en la ciudad. El ex deportista decidió construir una casa en Malabrigo, Reconquista, Santa Fe, en donde dedica parte de su tiempo con su esposa e hijos.

La mansión posee un estilo antiguo, rústico y acogedor, cuenta con 129 mil hectáreas, donde se instaló una cancha de golf, vóley y una piscina gigante. Además, el patio que posee la mansión es impresionante ya que se asemeja más a un campo.

En una entrevista, Bati contó que “al golf juega bien Pep Guardiola, sí, juega bien, es terrible, siempre quiere ganar. Pero conmigo no puede. El hijo me ganó, Marius, nos pegó un baile… pero Pep no, no puede conmigo”.

El lugar preferido del ex goleador es su oficina, la cual dedica su tiempo para realizar sus negocios desde el sillón, junto a sus libros, computadora y su guitarra preferida. También, la otra pasión de Batistuta es su parrilla.

En sus redes sociales, el ex futbolista mostró algunos de los lugares más destacados de la casa, como un amplio living y una hermosa chimenea donde disfrutar de las frías noches de invierno.

En sus redes, Gabriel compartió un posteo donde se lo ve posando en el asador y se dice que es un gran anfitrión ya que suele deleitar a sus invitados con un menú bien criollo.

 

GABRIEL BATISTUTA Y SU PASIÓN POR LOS ANIMALES

En su mansión de 129 mil hectáreas, Bati y su esposa, Irina Fernández, tienen caballos y también se dedican a la cría de gallinas, cerdos y ovejas.

Bati expresó que “para trabajar en el campo, tenés que estar preparado; hay que laburar por si viene la seca, hay que tener pozos de agua, hay que vacunar. Si no estás organizado, no es rentable para nada”.

«Para trabajar en el campo, tenés que estar preparado; hay que laburar por si viene la seca, hay que tener pozos de agua, hay que vacunar»

En enero de este año, el ex jugador de Boca, Fiorentina, entre otros, recibió la visita de grupo de ñandús pequeños. “Bueno, esta gente me vino a visitar”, comentó Bati en Instagram.

A unos pasos de los ñandús, Batistuta demostró que los intrusos no son un problema en Reconquista y se preguntó “¿qué le podemos hacer?”.