Cinthia Fernández amagó con plantar en vivo a Pamela David: «Te mando un beso»

El esfuerzo de Cinthia Fernández por mantener la compostura en una entrevista la llevó a advertirle a Pamela David que concluiría la nota si no respetaban sus condiciones y enfatizó: «Ya me hartó el tema».

Aunque el detonante fueron las provocadoras afirmaciones de un abogado mediático en Desayuino Americano contra la panelista de Nosotros a la Mañana: «Te mando un beso, Pame. Pero yo no voy a compartir ni escuchar la opinión de este violento».

Frente al desconcierto de Pamela, la exesposa de Matías Defederico insistió: «Les pido mil disculpas. Prefiero no compartir la nota. Les mando un beso enorme».

Y para distender, dado que estaba brindando el reportaje en vivo mientras manejaba por una autopista, Cinthia Fernández bromeó cómplice con Pamela David: «Si quieren a los chicos los dejo en Nordelta».

QUÉ DIJO EL ABOGADO MEDIÁTICO QUE ENFURECIÓ A CINTHIA FERNÁNDEZ

Al analizar el escándalo por la reacción de Cinthia Fernández de atacar con gas pimienta a los que creyó le habían pateado y roto la puerta de su casa, el letrado Omar Saker fue al hueso.

«Ella evidentemente tiene un estado de nervios constante, y esta es la demostración de que fue trasladado a su vecindario. Es una mujer peligrosa, que el día de mañana se puede tornar peligrosa», afirmó el matriculado invitado al estudio de Desayuno Americano.

Omar Saker contra Cinthia Fernández: «Ella evidentemente tiene un estado de nervios constante, y esta es la demostración de que fue trasladado a su vecindario. Es una mujer peligrosa».

Ahí, Cinthia retrucó y avisó: «Ojo que por decir eso vas a tener un problema legal. Dejen al impresentable este que tenga dos minutos de fama».

Y al detectar de quién se trataba, recordó: «Ahh, es el que maltrató a una mujer en vivo. Por eso se ve que le molestó un poquito. Estaba en un estado bastante raro cuando vino al programa. Si quieren los dejo hablando amablemente con el señor. Yo no tengo por qué debatir con un abogado que no es el mío«.

Dado que Omar Saker continuaba hablando, Cinthia Fernández fue clara con Pamela David y logró que el abogado no volviera a emitir palabra: «No tengo ganas de cruzarme con este violento. No tengo ganas de compartir la nota, Pame«.