Artic Monkeys y Guns N’Roses tocarán en el festival de Glastonbury: la grilla

El grupo británico Arctic Monkeys y la banda norteamericana Guns N’ Roses serán cabezas de cartel en el festival de música de Glastonbury, según anunció este viernes la organización.
 
Ambas formaciones se unirán al veterano cantante y compositor Elton John, que ya había confirmado su asistencia, y que tocará el último concierto en el Reino Unido de su gira de despedida Worthy Farm, que comenzará en junio.
 
Entre otros artistas que tocarán este verano en el icónico evento musical figuran Manic Street Preachers, Christine And The Queens, Fatboy Slim, Lana Del Rey, Lewis Capaldi, Lil Nas X, Loyle Carner, Maneskin, Rudimental, Slowthai, Thundercat o Young Fathers, según el anuncio de hoy.
 
La de Elton John será probablemente la actuación más relevante de esta edición de Glastonbury ya que pondrá fin a seis décadas de actuaciones en directo del artista inglés.
 
«Para nosotros es muy importante poder tenerlo en el final de su gira. Y él tiene muchísimas ganas (de participar). Nos ha contado por teléfono montones de ideas brillantes (carala actuación)», reveló hoy a la BBC Emily Eavis, organizadora del festival.
 

 
Otra de las actuaciones programadas irá a cargo de Yusuf/Cat Stevens, que tocará en el llamado «Legend slot» («espacio de las leyendas»), el domingo por la tarde en el escenario Pyramid, seguido a continuación de Blondie.
 
Según la citada cadena pública británica, continúan los rumores que apuntan a que Roxy Music tocará también en esta edición.
 
El festival, que se celebra al aire libre en Somerset (suroeste de Inglaterra), abrirá sus puertas el 21 de junio y aún quedan muchísimas bandas por anunciarse.
 
Las entradas para Glastonbury se vendieron en apenas 61 minutos tras salir a la venta el pasado noviembre, pese a que su precio llegó a ascender a 340 libras (384 euros). Aquellas entradas que sean canceladas y devueltas volverán a ponerse en venta a finales de marzo o comienzos de abril.
 
Eavis también señaló que al regreso de la pandemia, que obligó a suspender el evento, «hubo una energía fabulosa y la gente se comportaba de manera diferente. Querían estar en todo y se sentía el amor y la alegría».
 
«Creo que Glastonbury sigue siendo un estandarte de esperanza y amor y todas esas cosas positivas», agregó. 

Invitación al Facebook Diario Tiempo