Lucas Pratto y un regreso muy esperado

Tras su andanza por el fútbol brasileño, la obtención de la Libertadores con River y un paso en falso con lesión en el Feyenoord, Lucas Pratto regresó a Vélez siete años después en busca de más gloria. El delantero de 33 años fue presentado este sábado en el estadio José Amalfitani, escoltado por Sergio Rapisarda, presidente del club, y por Christian Bassedas, recientemente designado nuevo director deportivo. Llegó como jugador libre y el viernes había firmado su contrato hasta diciembre de 2023.

“Es una oportunidad única estar en un club al que le tengo mucho cariño, que quiero mucho y que me va a ayudar en el proceso final de la recuperación para volver a estar a disposición de pelear todo lo que quiero. Quiero volver a competir por títulos con una institución que en los últimos 30 años ha estado siempre en los primeros puestos de la liga”, dijo el jugador formado en las inferiores de Defensores de Cambaceres y Boca.

El 9 de mayo, en el clásico del fútbol holandés entre Feyenoord y Ajax, Pratto fue a disputar una pelota al piso y terminó por fracturarse el peroné. La lesión lo llevó a rescindir prematuramente el préstamo y a volver a River, dueño de su pase. Como no iba a ser tenido en cuenta, a pesar de que tenía contrato hasta junio de 2022, logró ponerse de acuerdo y conseguir la libertad de acción. Y aunque los rumores lo posicionaban en otros destinos, finalmente se inclinó por Liniers.

Y el presidente del club, Sergio Rapisarda, lo agradeció: “Nada es fácil en estos tiempos. Se ha trabajado muchísimo porque queríamos que estuviera acá. Agradecerle a él y a su gente porque se terminó de una manera excelente, sin dar pasos que no estuvieran a la altura del presupuesto de Vélez. Tenía ofertas mejores que lo seducían del exterior, pero quiso volver al club”.

El jugador, que vistió cinco veces la camiseta de la Selección, ya tiene el alta médica y entrenará con el plantel, pero todavía no sabe cuándo sumará minutos en partidos oficiales. “Tuve el alta antes de lo previsto, seguramente por el esfuerzo que hice estos meses. Hablaremos en la semana con el cuerpo médico, los profes, el cuerpo técnico y Christian para planificar bien la vuelta y dependiendo cómo responda mi cuerpo se verá”, explicó en conferencia. Aclaró que no sabe qué número usará, destacó la gestión de Christian Bassedas, que ya habló con el DT y que lo motiva la presión de ser importante. 

Bassedas, confirmado hace menos de una semana al frente de la nueva secretaría técnica en reemplazo de Pablo Cavallero y uno de los artífices de que la negociación llegara a buen puerto, también dejó su impresión. “Acá lo más importante es la alegría que nos provoca a todo el pueblo velezano saber que vuelve Lucas Pratto. Estoy seguro desde mi visión futbolística que va a potenciar al equipo y mejorar a los más jóvenes porque es un buen espejo. El equipo tiene que estar a la altura de la exigencia que él siempre ha tenido y que Vélez debe tener que es pelear cosas importantes”, sentenció.

Relacionados Posts