un ruego de la Iglesia que tuvo fuerte contenido político, con Javier Milei presente en la misa

Javier Milei tuvo su primer encuentro con el Papa Francisco durante la canonización de Mama Antula en la Basílica de San Pedro, previo a la reunión privada que mantendrán este lunes. Se saludaron en dos momentos y hubo abrazos. Pero durante la misa que el Presidente siguió en primera fila, también hubo un ruego de la Iglesia con fuerte contenido político para que haya diálogo y unión. No pareció casual, en medio de la convulsionada situación de la Argentina.

«Oremos por los jefes de las naciones«, comenzó una de las lecturas a cargo de un asistente del Papa.

Y planteó: «Que Dios, amante de la paz, inspire a nuestros gobernantes la sabiduría del diálogo y la voluntad de contribuir al bien común, superando lo que divide y buscando lo que une«.

Con Milei en primera fila y el Papa presidiendo la misa a pocos metros, este mensaje de la Iglesia llega en un momento de máxima tensión entre el Gobierno y la oposición por la caída de la Ley Ómnibus, que generó acusaciones de «traición» por parte del Presidente hacia gobernadores y diputados de otras fuerzas.

El Papa Francisco y Javier Milei tuvieron su primer encuentro, informal y breve, este domingo. Foto AFP

El convulsionado momento político y social de la Argentina seguramente será uno de los temas que tocarán Francisco y el mandatario en la audiencia privada que compartirán este lunes en el Palacio Apostólico del Vaticano.

El primer contacto entre ambos entusiasmó a Milei, que se retiró emocionado de la Basílica de San Pedro tras la canonización de Mama Antula.

«Fue muy fuerte, un gesto tremendo. No lo puedo creer, se salió de protocolo y me vino a saludar. Es imposible que no me emocione», afirmó sobre el abrazo con el Papa apenas finalizada la misa.