Un informe judicial amplía a diez las ventas sospechosas que Máximo Kirchner le hizo a Lázaro Báez

La Justicia busca determinar si el cuantioso patrimonio de Lázaro Báez, tasado en 2016 en 205 millones de dólares, fue logrado a título personal o si procedió en carácter de testaferro de Néstor y Cristina Kirchner. El último informe ordenado por el fiscal Guillermo Marijuan a la Dirección General de Recuperación de Activos y Decomiso de Bienes de la Procuración General, expuso que diez de los 217 inmuebles relevados, Báez se las compró a los ex presidentes. Fue entre 2008 y 2009 cuando más contratos viales recibió del Estado. En todas esas operaciones fue Máximo Kirchner quien intervino recibiendo del contratista de obra pública U$S 2 millones.

«Todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba y me lo dio para que lo administre, y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, dijo Lázaro Báez en 2019 durante una conversación que mantuvo desde la cárcel con una de sus abogadas. El sugestivo comentario fue solicitado por el fiscal Guillermo Marijuan y por la Unidad de Información Financiera (UIF) en el marco de una causa que se desprendió de la conocida como «la ruta del dinero K», donde se investiga al empresario K y a Cristina Kirchner.

El Tribunal de Tasación de la Nación (TTN) ya había relevado el patrimonio del dueño del Grupo Austral. Le adjudicaron 1.420 bienes muebles e inmuebles por un valor -al tipo de cambio oficial en 2016- de 205 millones de dólares.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

La causa 2146/2019 que vuelve a reunir a la vicepresidenta y a su ex socio comercial se concentra exclusivamente en la fortuna que construyó Báez mientras era el principal contratista de obra pública vial en suelo santacruceño. La fiscalía ordenó “investigar las operaciones de adquisición de bienes en el país mediante sociedades del Grupo Báez» como también a título personal, y así determinar “si los bienes son producto de un ilícito y si actuó como testaferro de los ex presidentes, Cristina y Néstor Kirchner”.

El patrimonio del empresario K se compone de terrenos, casas, departamentos, cocheras, hoteles, empresas, estancias, locales comerciales, estaciones de servicio, galpones, club deportivo, cocheras, edificios, aviones, vehículos y maquinaria vial. Además, se contabilizaron en 972 vehículos y maquinaria vial perteneciente a Austral Construcciones.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

La fiscalía que tiene delegada la investigación le dio intervención al área de Recupero de Activos de la Procuración que realizó un relevamiento de 217 bienes de Lázaro Báez. El informe al que accedió Clarín, detalla en 90 páginas las operaciones de compra – venta realizadas.

Entre 2004 y 2013 Lázaro Báez pagó 77.220.993 pesos para comprar esas 217 propiedades. De ese universo de operaciones, el dueño del Grupo Austral -mientras ganaba contratos viales- pagó 135 propiedades en efectivo. De ese número puede hacerse otro desagregado: 17 operaciones se realizaron en dólares y los pagos fueron en efectivo, cuando regían estrictas restricciones sobre las divisas estadounidense.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

El informe muestra además que diez propiedades que son parte del patrimonio de Lázaro Báez, eran propiedad de Néstor y Cristina Kirchner. Integraban los bienes gananciales del ex matrimonio presidencial. Algunas de esas operaciones ya se conocían, ahora el documento “expone operaciones que son sospechadas de responder a posibles maniobras de lavado”, indicaron fuentes de la causa a Clarín.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

A la hora de concretar el negocio, Máximo Kirchner fue quien intervino en representación de sus padres. Cada una de estas ventas de inmuebles que la familia Kirchner realizó a favor de Báez, se hicieron ante el mismo escribano: Ricardo Albornoz, imputado por lavado de dinero en los casos Hotesur y Los Sauces. No sólo integró el directorio de Valle Mitre que explotó tres de los hoteles de los ex presidente, sino que también representó a Invernes, la financiera de Ernesto Clarens investigada en la causa de lavado de dinero.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Por estas diez operaciones en las que Lázaro Báez compró propiedades a los ex presidentes, representados siempre por Máximo Kirchner, pagó según las escrituras, un total de 6.741.300 pesos. Si se toma el tipo de cambio oficial de entonces, el contratista de obra pública le pagó a sus ex socios comerciales 1.916.013 dólares.

Otro número: esas diez propiedades representan 45.279 metros cuadrados adquiridos por el principal contratista vial de Santa Cruz, gracias a acuerdos comerciales con los ex presidentes.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

El dato que observa la fiscalía es que nueve de los inmuebles los compró Austral Construcciones. Néstor y Cristina Kirchner le vendieron en 2008 seis inmuebles (4 el mismo día, el 19 de junio) a la compañía que para entonces ya había sido adjudicataria de más de 30 contratos viales.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Esas seis primeras ventas a Austral se hicieron $ 5.249.500 (1.512.824 dólares). Los pagos fueron la mitad en efectivo, otro con un cheque y el último a través de una permuta. Esta operación ya se conocía, se trata del terreno de 87.000 metros cuadrados en El Calafate que tuvieron en condominio Báez con la ex Presidenta y que fue valuado en $ 14.700.000.

En 2008 cuando el matrimonio Kirchner le vendió seis propiedades a Austral Construcciones, el gobierno nacional le pagó sólo en anticipos de obras 83 millones de pesos. Lázaro Báez, ese mismo año compró cuatro estancias por 147 millones de pesos. “Acá había un claro conflicto de intereses, los ex presidentes le vendieron propiedades al proveedor del Estado”, indicaron fuentes de la causa.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Sucede que ese mismo año Néstor Kirchner le compró a Lázaro Báez -a quien le había vendido seis propiedades-, la hostería Las Dunas por 700.000 dólares. Luego le cedió a Kank y Costilla (constructora del holding) la explotación del complejo turístico.

Ese dinero que Báez le pagó por los inmuebles, también contribuyó a que en 2008 los ex presidentes vuelquen 8,5 millones de dólares a la compra de Hotesur, dueña del hotel Alto Calafate. Meses después le dieron la administración del mismo a Valle Mitre, de Báez y del escribano Albornoz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Al año siguiente, en 2009, se firmó ante la misma escribanía y con la intervención del líder de Lá Cámpora, la venta de otras cuatro propiedades que pertenecían a los Kirchner, a favor del dueño del Grupo Austral. Ese año la constructora ya acumulaba cerca de 40 licitaciones y en concepto de anticipos financieros el gobierno kirchnerista le pagó 131 millones de pesos, en tanto Lázaro Báez le pagó a los ex presidentes por cuatro propiedades $ 1.491.800 (U$S 403.189).

La cancelación del pago de estas cuatro propiedades se realizaron cheques del Banco Santa Cruz. En ese mismo período, Báez sumó tres estancias a su patrimonio en los que invirtió $ 21 millones.

Según fuentes judiciales, el objetivo ahora es determinar «si los bienes se adquirieron como prestanombre de los ex presidentes, si el contratista K actuó como una «persona interpuesta», es decir como un testaferro de la familia Kirchner.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Una de las propiedades que los Kirchner le vendieron a Lázaro Báez con sospechas de lavado. Foto Opi Santa Cruz.

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en sus alegato señalaron que “hubo una estructura de direccionamiento por decisión de los ex presidentes, para sustraer fondos del Estado a favor de Lázaro» y que «en una segunda etapa parte de ese dinero se dirigió al matrimonio Kirchner». Reiteró que esto fue posible «porque Lázaro Báez era Néstor y Cristina Kirchner».

.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba