Últimas negociaciones a horas de debatir la Ley Bases: todo lo que pone en juego el Gobierno

Últimas negociaciones a horas de debatir la Ley Bases: todo lo que pone en juego el Gobierno

El Gobierno negocia contrarreloj y busca contener los votos de los senadores dialoguistas para obtener la aprobación en general de la Ley Bases y el paquete fiscal en la mega sesión convocada para este miércoles. Al mismo tiempo trabaja para reducir los daños en la votación en particular, ya que quedaron tambaleando temas centrales del plan económico de Javier Milei.

En principio, el oficialismo busca convencer a los santacruceños Natalia Gadano y José Carambia, quien firmó el dictamen en comisión a cambio de un aumento en las regalías mineras que pasarían de 3 % a 5 %.

Pero al parecer el senador, que tiene juego propio en el Congreso sin responder al gobernador Claudio Vidal, desconfía que se vaya a aprobar la medida. El lobby de las mineras puso en peligro el objetivo de los santacruceños y a eso se agrega que en Diputados, el oficialismo dice tener los números para ratificar la media sanción.

Por eso, Carambia puso en duda su voto a favor de la general. Incluso llegó a pedir que se trate primero el paquete fiscal antes que la Ley Bases, algo que fue rechazado por el oficialismo que pretende la sanción de ambas propuestas.

En el caso de Gadano, la última versión, indicaba que condicionaba su voto al avance de la nueva ley de actualización jubilatoria que tiene la media sanción de Diputados y que Milei ya anticipó que va a vetar si es aprobada en los términos que salió de la Cámara baja.

Es que la suba del empalme para igualar el 20% de la inflación de enero en el nuevo esquema de movilidad jubilatorio podría complicar las cuentas del Gobierno y el déficit cero.

Pero desde el Senado, Victoria Villarruel, ya anticipó este proyecto quedará pendiente para después de la aprobación de las normas que exige Milei para firmar el pacto con los gobernadores y que el oficialismo busca materializar en el Día de la Independencia.

En tanto, el tercer voto que persigue el Gobierno corresponde al radical Maximiliano Abad, que viene jugando en la interna radical y está pendiente de los movimientos que haga Martín Lousteau, crítico de los proyectos del Gobierno y quien ya confirmó que defenderá su propio dictamen en el recinto.

A todo esto se agrega, tal como informó Clarín, la intención del kirchnerismo de querer embarullar la sesión con la inclusión de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria y, no hay que olvidar, que además tiene pedida una sesión para este miércoles con la intención de sumar al debate un pedido de interpelación de la ministra Sandra Pettovello por el escándalo en Capital Humano.

Encima, los libertarios no pudieron imponer en la reunión de bloque se traten los dos proyectos en conjunto y en un primer término se analizará la Ley Bases y luego el paquete fiscal. Eso hace prever que será una sesión maratónica que se extenderá hasta el día siguiente.

Pero también pone en jaque las ambiciones del Gobierno de festejar su primera victoria en el Congreso, ya que los dialoguistas junto al kirchnerismo le podrían restar quórum para el debate del paquete fiscal y se caería la sesión.

"No hay que olvidar que con 3 votos menos de los 39 empatamos y con 4 perdemos la votación", reflexionaba un senador aliado al oficialismo recordando la mayoría conseguida por Villarruel al momento de designar a las autoridades del cuerpo mientras analizaba la situación generada por la falta de certeza de los apoyos de Carambia, Gadano y Abad.

Subir