Últimas noticias de Argentina

Ricardo Alfonsín, sobre la interna en la UCR: “La primera discusión que hay que dar en el radicalismo es si hay que continuar en Cambiemos”

Ricardo Alfonsín, embajador argentino en España, se metió en la disputa interna entre Mario Negri y Martín Lousteau, tras el quiebre del bloque de Diputados de la Unión Cívica Radical (UCR) en el Congreso.

«Dentro de Cambiemos está la UCR, que tiene una visión liberal, conservadora, que nada tuvo que ver con la UCR nunca», afirmó en diálogo con FM La Patriada. Y agregó que ningún dirigente tiene el «radicalómetro» para medir la adhesión al ideario partidario.

El dirigente sostuvo que el radicalismo está recuperando protagonismo y su relación con la sociedad, luego de la buena performance en las elecciones, que al mismo tiempo le disputa al PRO las candidaturas.

«Todos dicen que hay que continuar en Cambiemos. Sin embargo la primera discusión es si el partido continúa o no en Cambiemos», afirmó.

Al tiempo que aseguro que no hay una «coincidencia programática» con el PRO. Remarcó que de ser así, la UCR se alejó de los ideales que representa y cuestionó que se generen vínculos políticos con el sector libertario que representa Javier Milei y José Luis Espert.


La foto de Mario Negri con Facundo Manes, Sebastián Salvador y Gabriela Lena, tras la ruptura del bloque de la UCR.

Además, sostuvo que en 2015 se desvirtuaron los ideales históricos de la UCR al formar la coalición opositora con Mauricio Macri y criticó la falta de autocrítica de los dirigentes por la gestión presidencial de Cambiemos.

«Las cosas que han hecho más allá de sus intenciones, que pueden ser que sean las mejores, no tienen nada que ver con la Unión Cívica Radical», expresó el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín.

Tal vez te interesa:  La Justicia de San Juan aceptó el pedido de un hombre para impedir que su ex pareja aborte

El embajador también se refirió a la pelea entre Lousteau y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en el Comité Nacional.

«No está mal la pelea de poder, pero además debería estar acompañada de la pelea por ideas, porque pelear por el poder por el poder mismo es la negación de la política, su sentir más noble», sostuvo.

Alfonsín sostuvo que el radicalismo siempre fue un partido popular y que a partir de 2015 se alejó de esa representación. «Yo lamento decir esto, los correligionarios se enojan, no es gratis. Pero bueno yo soy un amigo y los quiero mucho, pero soy más leal y más amigo con mis ideas», sentenció.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba