Reabren una causa judicial por “incitación a la violencia” de Roberto Navarro contra Feinmann, Majul, Lanata, Etchecopar, Viale y Leuco

Reabren una causa judicial por “incitación a la violencia” de Roberto Navarro contra Feinmann, Majul, Lanata, Etchecopar, Viale y Leuco

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó reabrir una causa judicial contra el periodista Roberto Navarro, dueño del grupo de medios K El Destape, por sus declaraciones contra Eduardo Feinmann, Luis Majul, Jorge Lanata, Jonatan Viale y Baby Etchecopar.

La causa judicial fue iniciada por el periodista Feinmann en agosto de 2022 contra Navarro, por su reclamo de “hacer algo” “para frenar” a los seis periodistas, a los que Navarro había acusado de “generar violencia” con sus declaraciones contra la entonces vicepresidenta Cristina Kirchner. Y planteó, en ese entonces, que “deberían tener miedo ellos”.

La jueza federal Eugenia Capuchetti había cerrado la causa por inexistencia de delito, ante la falta de acusación por parte del fiscal Carlos Rívolo. Ese fallo fue ratificado por la Cámara Federal de Apelaciones. Pero Feinmann apeló, a través de sus abogados Gabriel Iezzi y Ana Laura Palmucci. Y ahora se conoció que el viernes pasado la Cámara Federal de Casación Penal revirtió ese fallo y ordenó reabrir la causa judicial contra Navarro, para analizar si hubo delito en las expresiones del dueño de El Destape.

Los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Carlos Mahiques sostuvieron que "los argumentos desplegados" en las instancias anteriores "son insuficientes para sustentar la confirmación de la desestimación de la denuncia", según el fallo al que accedió Clarín.

Allí el juez Mahiques fue un paso más allá que sus colegas y sostuvo que “no puede haber libertad de expresión subalternada a las pulsiones partisanas o la voluntad de dominar, denigrar, inferiorizar, cancelar, perseguir, vulnerabilizar, o percutir situaciones de odio, violencia o descalificación injustificada”.

"La imputación efectuada por la parte querellante abarcó varias posibles conductas punibles. La denuncia en efecto, alude a la incitación a la violencia, figura que en nuestra legislación penal tutela el orden público como un bien propio del conjunto de la población", dijo Mahiques.

Y añadió: "Las controvertidas expresiones del imputado examinadas en este legajo se definieron también por los denunciantes como discursos de odio. La noción exhibe cierta ambigüedad pero es claro que apunta a situar los límites tolerables de la discusión pública y a fijar el cursor entre el debate político virulento pero aceptable y el hate speech (discurso de odio)".

La defensa de Navarro

El periodista Roberto Navarro habló contra Lanata, Majul, Leuco, Viale, Feinmann y Etchecopar, en el pase que hizo con Roberto Caballero, en El Destape Radio, en agosto de 2022.

En diálogo con Clarín, ahora Navarro planteó que es importante "escuchar todo el pase de ese día" para "ver el contexto en que se dijeron las cosas. Advertí que los discursos de odio iban a terminar en violencia y así fue: dos semanas después atentaron contra Cristina (Kirchner)".

"Era la época de los escraches de Revolución Federal. Algunos medios los repetían y los aprobaban. Dije que el Estado tenía que hacer algo. Que era peligroso incluso para los periodistas que tenían estas prácticas. Me denuncian por cosas que dije en el ejercicio de mi profesión", aseguró Navarro a Clarín.

Consultado sobre la reapertura de la denuncia, Navarro sostuvo: "No puedo dejar de pensar que tiene que ver con la denuncia que hicimos sobre la comida que estaban dejando pudrir en los galpones. Fue el peor momento para Milei. Creo que el gobierno opera sobre la justicia".

Y destacó que le "llama mucho la atención, porque Eduardo (Feinmann) y yo solemos chatear sobre actualidad política y nunca sale el tema".

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) se solidarizó con Navarro "ante la reapertura de una causa en su contra que criminaliza su ejercicio del periodismo. Nuestro apoyo a los compañeros y las compañeras de El Destape frente a un nuevo ataque a la libertad de expresión y al derecho a la información".

Las acusaciones contra el periodista K

La abogada Silvina Martínez y el periodista Eduardo Feinmann, en dos causas separadas pero que se terminaron unificando, denunciaron que Navarro cometió los delitos de instigación a cometer un delito y de incitación a la violencia colectiva contra un grupo de personas, caratulados en los artículos 209 y 212 del Código Penal.

Allí Martínez sostuvo que Navarro dijo: “Los Viale, los Lanata, los Feinmann, los Majul son los que están generando la violencia. Después pasan al aire los escraches. Algo hay que hacer con ellos, algo hay que hacer con Jony Viale, con Majul, Leuco. Algo tenemos que hacer para frenarlos. Algo tenemos que hacer con ellos que están generando este nivel de violencia. Mañana o pasado un loco puede matar a alguien. Deberían tener miedo ellos. Viale debería tener miedo de que algo lo frenara”. Además, “el Estado debe cuidarlo a Jony Viale para que esto no despierte la violencia contra él. Un día estos hechos van a terminar mal. Van a terminar a los tiros. Esa violencia puede ir contra ellos también”, aseguró Navarro, según figura en la denuncia de la abogada Martínez.

Por su parte, en la denuncia a la que tuvo acceso Clarín, Feinmann planteó que "en cada frase se deja al descubierto la intención, voluntad y deseo de Navarro por fomentar en los otros, sus oyentes, o cualquier otra persona que sea receptor del mensaje la animosidad de incitar a la violencia contra esta parte".

Una de las frases de Navarro mencionadas por Feinmann fue cuando el periodista ultra K alentó: "Yo creo que algo que hay hacer con ellos... que algo tenemos que hacer para frenarlos".

Según Feinmann, allí fue "donde comienza a traducirse más allá que el odio enfático de este personaje del oficialismo, la verdadera finalidad de sus dichos. ¿Cuál sería a su criterio la forma de frenar o hacer callar a un periodista? ¿Cuál sería el modo mediante el cual omitamos la expresión de nuestras ideas, pensamientos u opiniones?".

El periodista de Radio Mitre y La Nación+ mencionó en su denuncia cada una de las frases de Navarro, que constituyen una "amenaza directa, concreta y clara sobre mi futuro y el de mi familia", según planteó Feinmann en su escrito ante la Justicia.

Además de las dos denuncias judiciales, las declaraciones de Navarro causaron en ese entonces el repudio de entidades periodísticas como ADEPA, Fundación LED y FOPEA.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentina (ADEPA) deploró "que desde un medio de comunicación se estimulen, en forma de advertencia, actitudes que puedan derivar en intolerancia y aún en violencia contra periodistas de otros medios".

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia), que preside la diputada Silvana Giudici (PRO), manifestó su "profunda preocupación por las amenazas del conductor Roberto Navarro. Este tipo de declaraciones es siempre repudiable y conllevan una visión intolerante ante las discrepancias, que no tiene lugar en una sociedad democrática".

A su vez, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) advirtió en ese entonces que "las afirmaciones de Navarro implican una incitación a la violencia y una amenaza para la seguridad de los colegas, aun cuando se pretendiera encubrir la advertencia tras una exhortación al Estado a cuidar de los colegas".

Las denuncias de Eduardo Feinmann y Silvina Martínez fueron desestimadas en primera instancia por la jueza Eugenia Capuchetti y también por la Cámara de Apelaciones. Pero ante la apelación de Feinmann, la Cámara Nacional de Casación Penal ordenó ahora reabrir la causa judicial contra Roberto Navarro.

Subir