Que significa Estanflacion, por qué se produce y cómo afecta a la economía

La estanflación es un fenómeno económico que combina dos problemas graves: el estancamiento y la inflación. En este artículo te explicamos qué significa estanflación, cuáles son sus causas y consecuencias, y cómo se puede salir de esta situación.

Qué significa estanflación

La palabra estanflación es una contracción de estancamiento e inflación. Estos dos términos se refieren a situaciones opuestas en el ciclo económico, pero que pueden darse al mismo tiempo en ciertas circunstancias.

El estancamiento es una fase de recesión o bajo crecimiento económico, que se caracteriza por una caída de la producción, el consumo, la inversión y el empleo. La inflación, por su parte, es un aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios, que reduce el poder adquisitivo de la moneda.

La estanflación, por tanto, es una situación en la que la economía no crece o incluso decrece, mientras que los precios suben de forma acelerada. Esto genera un escenario de empobrecimiento, desempleo, desconfianza y desequilibrio económico.

Por qué se produce la estanflación

La estanflación es un fenómeno complejo que puede tener diversas causas, según el contexto histórico y geográfico en el que se produzca. Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

  • Un shock externo que afecte a la oferta de un bien o servicio esencial para la economía, como el petróleo, la energía o los alimentos. Esto provoca un aumento de los costes de producción y de los precios, al mismo tiempo que reduce la demanda y la actividad económica. Un ejemplo histórico de este tipo de shock fue la crisis del petróleo de 1973, que desencadenó una estanflación en varios países occidentales.
  • Una política monetaria y fiscal inadecuada, que genere un exceso de liquidez y de gasto público, sin que se traduzca en un aumento de la producción y el empleo. Esto puede provocar una espiral inflacionaria, al mismo tiempo que se crea una burbuja de deuda y se deterioran las expectativas de los agentes económicos. Un ejemplo reciente de este tipo de política fue la que se aplicó en Argentina a principios del siglo XXI, que condujo a una estanflación y a una crisis de deuda.
  • Una rigidez estructural del mercado laboral y de los precios, que impida la adaptación de los salarios y los costes a las condiciones de la demanda y la oferta. Esto puede generar una situación de desempleo e inflación, al mismo tiempo que se reduce la competitividad y la innovación de la economía. Un ejemplo de este tipo de rigidez fue la que se observó en algunos países europeos durante la crisis financiera de 2008, que dificultó la recuperación económica.

Cómo afecta la estanflación a la economía

La estanflación es un problema económico grave, que tiene efectos negativos tanto a corto como a largo plazo. Algunos de estos efectos son los siguientes:

  • Reduce el nivel de vida de la población, al disminuir el ingreso real y el poder adquisitivo de la moneda.
  • Aumenta la pobreza y la desigualdad social, al generar desempleo, precariedad laboral y exclusión social.
  • Deteriora el equilibrio fiscal y externo, al reducir los ingresos tributarios y aumentar el déficit público y la deuda externa.
  • Desincentiva la inversión y el ahorro, al generar incertidumbre, inestabilidad y distorsiones en los mercados financieros.
  • Frena el crecimiento potencial y el desarrollo económico, al disminuir la productividad, la competitividad y la innovación de la economía.

Cómo salir de la estanflación

La estanflación es un fenómeno difícil de combatir, ya que requiere de políticas económicas coordinadas y eficaces, que logren restablecer el equilibrio entre la oferta y la demanda, y que estimulen el crecimiento y el empleo, sin generar más inflación. Algunas de las medidas que se pueden adoptar para salir de la estanflación son las siguientes:

  • Aplicar una política monetaria restrictiva, que controle la oferta de dinero y los tipos de interés, y que evite la emisión de moneda sin respaldo. Esto ayuda a contener la inflación y a fortalecer la confianza en la moneda.
  • Aplicar una política fiscal responsable, que reduzca el gasto público improductivo y el déficit público, y que aumente la recaudación tributaria de forma progresiva y equitativa. Esto ayuda a mejorar el equilibrio fiscal y a reducir la presión inflacionaria.
  • Aplicar una política cambiaria flexible, que permita la depreciación de la moneda nacional frente a las divisas extranjeras, y que evite la fijación artificial del tipo de cambio. Esto ayuda a mejorar la competitividad de las exportaciones y a reducir el déficit externo.
  • Aplicar una política de reformas estructurales, que elimine las rigideces y las distorsiones del mercado laboral y de los precios, y que fomente la flexibilidad, la eficiencia y la innovación de la economía. Esto ayuda a aumentar la oferta y la demanda, y a crear empleo y crecimiento.

¿Qué diferencia hay entre inflación y estanflación?

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios, que reduce el poder adquisitivo de la moneda. La estanflación es la combinación de inflación y estancamiento económico, que se caracteriza por una caída de la producción, el consumo, la inversión y el empleo.

¿Qué países han sufrido estanflación?

Algunos países que han sufrido estanflación en algún momento de su historia son Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón, Argentina, Brasil, México, Venezuela, Turquía, Irán, entre otros.

¿Qué consecuencias tiene la estanflación para los consumidores?

La estanflación tiene consecuencias negativas para los consumidores, ya que reduce su nivel de vida, su ingreso real y su poder adquisitivo. Además, les dificulta el acceso a los bienes y servicios esenciales, y les expone a situaciones de desempleo, precariedad laboral y exclusión social.