Pelea entre gobernadores por Ganancias: patagónicos contra los del norte, con final abierto en Diputados

Pelea entre gobernadores por Ganancias: patagónicos contra los del norte, con final abierto en Diputados

El debate por la restitución del Impuesto a las Ganancias, aprobada en Diputados y rechazada en el Senado, generó divisiones en el peronismo, el radicalismo y lo que era Juntos por el Cambio. Más que por bloques, las votaciones transversales encontraron algún ordenamiento en las diferencias entre los gobernadores del norte y también algunos del centro del país, a favor de reponer el tributo, y la resistencia de los patagónicos.

La supresión del capítulo sobre Ganancias en el Senado despertó cuestionamientos de diputados. Referentes de los espacios llamados dialoguistas que habían votado a favor se quejaron por el costo político de volver a avalar un impuesto que, según remarcaron, hubiera sido más lógico que lo aprobara la Cámara alta por tratarse de un tributo coparticipable que aumentará la recaudación de las provincias.

Entre los 41 que votaron en contra en la madrugada del jueves hubo senadores que responden al gobernador santacruceño Claudio Vidal, al chubutense Ignacio Torres y al rionegrino Alberto Weretilneck. También dos fueguinas de Unión por la Patria, más allá de que los habitantes de esa provincia no tributan Ganancias. La excepción fue la neuquina Lucila Crexell, a favor de la restitución en disidencia con el mandatario Rolando Figueroa.

Los legisladores referenciados en los radicales Leandro Zdero (Chaco) y Gustavo Valdés (Corrientes) y en el misionero Carlos Rovira -líder el Frente Renovador de la Concordia- intentaron sin éxito reponer Ganancias. También tres integrantes de Unión por la Patria -Guilermo Andrada, Sandra Mendoza y Carolina Moises-, a contramano del resto del bloque, empujados por el catamarqueño Raúl Jalil, el tucumano Osvaldo Jaldo y el salteño Gustavo Sáenz. El tablero reflejó el contraste entre el norte y el sur.

Gobernadores del norte, con el jefe de Gabinete Guillermo Francos.

Senadores alineados con gobernadores del centro -Rogelio Frigerio, Maximiliano Pullaro y Martín Llaryora- también votaron a favor. Un escenario similar en cuanto a los alineamientos se repetirá en Diputados, con resultado incierto. En abril la reposición de Ganancias fue aprobada en la Cámara baja con 132 a favor, 113 en contra, cuatro abstenciones y siete ausencias.

Con Sáenz como anfitrión, Jalil, Jaldo, el jujeño Carlos Sadir y el santiagueño Gerardo Zamora coincidieron este lunes en Salta en un acto por el aniversario de la muerte de Martín Miguel de Güemes y hablaron de Ganancias. Zamora mantuvo a sus legisladores en sintonía con Unión por la Patria en el rechazo. Sadir, en el esquema de Gerardo Morales, no tiene senadores en su espacio aunque sí diputados.

Fue tema de conversación, porque para el norte es un ingreso muy importante. En el sur tienen regalías en gas y petróleo de 12%, más importantes que la minería. Ganancias es el impuesto más progresivo y solidario”, aseguró uno de ellos ante la consulta de Clarín.

“Nosotros acompañamos el proyecto original que vuelve a gravar porque el impacto en el porcentaje de trabajadores de nuestra provincia es bajo”, argumentaron en un distrito de la Mesopotamia.

Los patagónicos de entrada articularon en la dirección contraria, por los sueldos más altos en algunos rubros de la región y la mayor cantidad de personas que volverán a tributar en caso de sancionarse ese capítulo del paquete fiscal, por lo que prefirieron evitar el costo político de impulsar una iniciativa en detrimento de parte de sus bases electorales. Otra diferencia con las provincias del norte aparece en cuanto a la menor incidencia de la coparticipación en los ingresos provinciales.

“En el debate en comisión recalcaron que solamente 10% de los trabajadores van a estar afectados por este impuesto, pero mucha parte de ese 10% son trabajadores de la Patagonia”, fundamentó en la sesión de la semana pasada la rionegrina Mónica Silva. Otros legisladores de la región calcularon que con un mínimo no imponible de $1.800.000 a fin de año quedarán alcanzados unos 1.500.000 asalariados.

El otro punto es el peso de la coparticipación en el ingreso total de las provincias: debajo de la media en los casos de Santa Cruz (36,5%), Chubut (31,4%) y Neuquén (18,1%) en contraposición con La Rioja (64,9%), Formosa (67,9%), Santiago (69,6%), San Juan (69,8%), Catamarca (69,9%) y Jujuy (71,2%), de acuerdo con el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

“Reponer Ganancias implicaría una recaudación extra de 0,40% del PBI, de los cuales 0,16% iría para la Nación y 0,24% para las provincias. Las motivaciones distintas entre las regiones tiene que ver primero con la cantidad de trabajadores que tributaría en cada jurisdicción y también con el peso de la coparticipación en el financiamiento de la provincia”, detalló Nadín Argañaraz, director del IARAF.

.

El oficialismo aprobó el Paquete Fiscal pero se le cayeron los capítulos de Ganancias y Bienes Personales

El oficialismo aprobó el Paquete Fiscal pero se le cayeron los capítulos de Ganancias y Bienes Personales

.

Ganancias: a quiénes beneficia el rechazo del Senado y qué cambia en julio para los empleados

Ganancias: a quiénes beneficia el rechazo del Senado y qué cambia en julio para los empleados

Subir