Los «supervivientes» del gobierno de Alberto Fernández en el Gabinete de Javier Milei

Tras su elección como Presidente en el balotaje, Javier Milei empezó exhibir cambios -al menos públicamente- en su manera de liderar. El «plan motosierra» parece haber quedado de lado para darle lugar al pragmatismo y la búsqueda de acuerdos políticos. Pero también en la conformación de su equipo.

Contra cualquier pronóstico, son varios los funcionarios de la gestión anterior que ya se confirmó que continuarán en la administración del libertario, a partir del 10 de diciembre.

El adelantado fue el embajador en Brasil, Daniel Scioli, a quien Milei supo asesorar a través de la Fundación Acordar, de la que fue economista jefe cuando en 2015 el por entonces gobernador bonaerense apuntalaba su candidatura presidencial.

Milei nunca renegó de ese vínculo, ni siquiera cuando durante la campaña sus detractores lo usaron para relativizar su postura «anti casta». «Yo tengo buena relación con Scioli», admitía, sin rodeos.

Tanto que la semana posterior a su triunfo se apoyó en Scioli para intentar recomponer lazos con la administración de Lula da Silva. El ex motonauta ya había atravesado una situación similar durante los primeros años de mandato de Alberto Fernández, cuando en Brasil todavía gobernaba Jair Bolsonaro.

Y Milei lo sabe: «En Brasil tuvo que manejar una situación extremadamente compleja, porque tenías un gobierno agrediendo continuamente al socio y Scioli tenía que estar como embajador en ese país que era agredido», lo elogió meses atrás.

Más allá de que la flamante canciller Diana Mondino no se opuso, en la permanencia de Scioli en el cargo mucho tuvo que ver un amigo en común de ambos: el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien fue funcionario de Scioli en la Provincia de Buenos Aires y hasta hace unos meses representó a la Argentina ante el Banco Interamericano de Desarrollo.

Francos, otro sobreviviente de la gestión de Fernández, trabajó durante muchos años con Milei en la Corporación América, de Eduardo Eurnekian.

Con la «voluntad» de Milei de que Scioli siga en Brasil, ahora todo dependerá del Senado, que deberá dar acuerdo a los nombramientos. Los gobernadores peronistas, con fuerte influencia en la Cámara Alta, darían su apoyo. En tanto, el único dirigente que se manifestó en contra fue el presidente saliente Alberto Fernández, sin tropa propia en el bloque.

Un caso llamativo en la continuidad es el de Flavia Royón. Bien valorada por el sector privado en su paso por la Secretaría de Energía, la dirigente que hasta este viernes respondió a las órdenes de Sergio Massa fue parte del acuerdo político con el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, para asegurar gobernabilidad en el Congreso.

Apadrinada por sectores empresarios, sin embargo para su lugar fue elegido Eduardo Rodríguez Chirillo por lo que Royón terminará recalando en la Secretaría de Minería, un área que ya administró en su paso por la gestión salteña y por la que le tocará resportar al ministro de Economía, Luis «Toto» Caputo.

Otro nombramiento curioso fue el de Mario Antonio Russo, quien estará al frente del Ministerio de Salud. Si bien el último año no estuvo en la gestión de Fernández, entre enero de 2020 y junio del año pasado fue director de Asuntos Gubernamentales en AySA, presidida por Malena Galmarini, esposa de Massa.

Marco Lavagna, otro massista incondicional, seguirá en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), al que Milei pretende reformar para garantizar su autarquía y despolitizarlo.

Lavagna fue cuestionado internamente en el Frente Renovador por dirigentes que, en plena campaña de Massa, pretendían que el INDEC diera mejores noticias en torno a la inflación.

Esto explica en parte de lo que dio cuenta el comunicado en el que la Oficina del Presidente Electo oficializó su permanencia: «Sus equipos están trabajando en un proyecto que dotará al organismo de autonomía y autarquía para que deje de funcionar bajo la órbita del Ministerio de Economía».

Mientras, al ratificar a Carlos Alberto Soratti como titular del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), Milei buscó cerrar la discusión por la polémica que generaron sus dicho de campaña sobre un mercado de órganos que agilizara los tiempos de espera de los trasplantes.

Aunque fue muy crítico del libertario en relación a este tema, Soratti fue confirmado.

Al igual que Royón y Russo, hay más funcionarios que se mantienen en la función pública pero que son protagonistas de enroques. Lisandro Catalán, director del Registro Nacional de Reincidencia, secundará a Francos como secretario de Interior.

Por otro lado, no se descarta que el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, quien había recibido -y declinado- el ofrecimiento para continuar en su cargo, recale en otra área económica.

También fue confirmada como Secretaria de Turismo Yanina Martínez, una abogada catarmarqueña que llegó al Gobierno como ahijada política de la exgobernadora Lucía Corpacci, y desde la Secretaría de Promoción Turística de la Nación se trasmformó en una ferviente albertista.

Hasta este viernes, cuando fue oficialmente desmentido, en la Aduana persistían las voces que aseguran que el massista Guillermo Michel seguiría conduciendo el organismo. Pero en La Libertad Avanza advertían con preocupación que un dirigente con oficio político reportase a una técnica como Florencia Misrahi.

El «mercado de pases» entre las dos administraciones podría sumar un funcionario más. Y no deja de sorprender por tratarse de dos ministros con perfil tan diferente: en Seguridad, de la gestión de Aníbal Fernández podría quedar con Patricia Bullrich el director de Carrera Agustín Zaninovich. La ex candidata a presidenta de Juntos por el Cambio todavía no lo definió, pero en la cartera aseguran que «es un hecho».

.

Alberto Fernández se despidió por cadena nacional: «Sabemos que no alcanzamos los objetivos»

.

Primeros cambios: Luis Caputo tendrá el control de las secretarías de Energía y Minería

Primeros cambios: Luis Caputo tendrá el control de las secretarías de Energía y Minería

Deja un comentario