Últimas noticias de Argentina

Los senadores K votaron divididos y trataron de disimular su crisis interna

La división interna se confirmó en sordina, sin estridencias. Los senadores del Frente de Todos más críticos del acuerdo con el FMI no tomaron la palabra en el recinto. En una reunión de bloque, previa a la sesión, lo habían acordado con los que iban a acompañar el proyecto para no tensar el clima. Cristina Kirchner abrió la sesión y dejó el recinto apenas arrancó el debate. Si había incomodidad, tenía que quedar expuesta lo menos posible.

De los 35 integrantes del bloque oficialista, 13 votaron en contra y dos se abstuvieron. Los negativos en el tablero fueron Oscar Parrilli, Mariano Recalde, Juliana Di Tullio, Anabel Fernández Sagasti, Martín Doñate, María Eugenia Duré, Ana María Ianni, Nora Giménez, María Inés Pilatti Vergara, María Eugenia Catalfamo, Matías Rodríguez, Guillermo Snopek y Adolfo Rodríguez Saá. Se abstuvieron Silvia Sapag y Silvina García Larraburu.

Los senadores de La Cámpora o más referenciados en el kirchnerismo resolvieron mantenerse en silencio con el propósito de no complicar el tratamiento que convirtió en ley el proyecto.

La bonaerense Di Tullio y la santacruceña Ianni firmaron el martes el dictamen en disidencia, en una señal de que no votarían a favor en el recinto. Luego otro grupo integrado por Parrilli, Pilatti Vergara, Rodríguez y Snopek difundió la foto de una reunión con Eric Toussaint, presidente del Comité para la abolición de las deudas ilegítimas. El economista y politólogo belga aseguró que Argentina “perdió la oportunidad” de suspender los pagos y “declarar la deuda odiosa” para encarar con mayor fortaleza una negociación con el FMI.

Con los senadores de Juntos por el Cambio a favor del proyecto, entrada la tarde la puntana Catalfamo fue la primera oradora integrante del bloque oficialista en contra del acuerdo con el organismo. “Vengo a hablarles de convicciones, de ideales. Se trata de la mayor estafa que haya sufrido nuestro país en la larga historia con el FMI. Una deuda odiosa”, cuestionó la senadora referenciada en Alberto Rodríguez Saá.

Tal vez te interesa:  La metamorfosis de Alberto Fernández y por qué Cristina Kirchner cree que perderán las elecciones

Cruces en el recinto

«Fue para mantener viva la especulación financiera y la fuga de capitales”, siguió Catalfamo, y pidió a la Justicia avanzar con las denuncias penales del crédito tomado en el gobierno de Cambiemos. Unas horas después Adolfo Rodríguez Saá también fue crítico del acuerdo.

La senadora oficialista puntana María Eugenia Catalfamo.
Foto: Juano Tesone.

La senadora oficialista puntana María Eugenia Catalfamo.
Foto: Juano Tesone.

“Se fugaron la guita”, lanzó Sapag en otro de los discursos fuertes, aunque al final adelantó que se abstendría en la votación. Sus palabras contrastaron con las intervenciones de la mayoría de los miembros del bloque oficialista que fundamentaron su voto a favor en el recinto: algunos remarcaron la deuda contraída por Mauricio Macri, aunque evitaron remitir a la “fuga” y profundizar en las críticas al fundador del PRO.

Los más alineados con Cristina Kirchner optaron por el silencio. “No queremos contribuir a una pelea, no nos parece momento para eso. La gente necesita calma”, decía a Clarín uno de los inclinados a votar en contra antes de ingresar al recinto.

“No se preocupen por el Frente de Todos. Nadie más que nosotros los peronistas padecen las consecuencias de nuestros errores. Después del gobierno de Macri, nunca más nos vamos a volver a confundir. Ojalá ustedes le hubieran podido advertir al Messi de las finanzas (como llamaban a Luis Caputo) a qué nos iba a llevar este endeudamiento”, se dirigió Pilatti Vergara a los legisladores opositores. “El default, tarde o temprano, lo vamos a sufrir sobre las espaldas de los que ya hoy están sufriendo muchísimo”, advirtió la chaqueña.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba