Ley Bases a Diputados y otra polémica: ¿Hay puntos que ya no pueden ser tratados?

Ley Bases a Diputados y otra polémica: ¿Hay puntos que ya no pueden ser tratados?

Con el proyecto de Ley Bases (más el paquete fiscal) que vuelve a Diputados con los cambios hechos en el Senado, una nueva polémica se disparó en las últimas horas en torno al procedimiento a seguir con los artículos/capítulos que fueron rechazados o directamente eliminados en su tratamiento en la Cámara alta este miércoles.

El diputado Fernando Carbajal de la UCR de Formosa, jurista, que ha sido además juez federal, sostuvo: “La Cámara de Diputados no puede insistir con Moratoria previsional, Ganancias ni Bienes Personales. Lo que el Senado rechazó quedó afuera. El sistema es bicameral, ambas cámaras deben aprobar”.

En sus redes, Carbajal fue luego más específico: “La conclusión jurídica es la siguiente: 1) Moratoria previsional: fue excluido de la votación en general. El tema fue desechado, no puede ser insistido. 2) Ganancias: se aprobó en general y se rechazó en particular por 41 votos a 31. Bienes Personales: se aprobó en general y se rechazó en particular por 37 a 35”. Para Carbajal, la insistencia de Diputados con su texto que tuvo media sanción el 30 de abril, “sólo opera cuando hay una aprobación con cambios, no cuando el Senado rechaza en forma expresa”.

La Cámara de diputados no puede insistir con Moratoria previsional, Ganancias ni bienes personales. Lo que el Senado rechazo quedo afuera. El sistema es bicameral, ambas cámaras deben aprobar. Lo rechazado queda afuera.

— Fernando Carbajal (@FCarbajal2021) June 13, 2024

Lo llamativo en esta polémica es que atañe al bloque de la UCR en Diputados, que vive su propia grieta hace tiempo y está bastante dividido. El jefe del bloque, el cordobés Rodrigo de Loredo, tiene una visión diferente y asegura que “el rechazo de un título es una modificación al texto”, es decir, que Diputados puede insistir tranquilamente con su texto original.

En esta misma línea tuiteó el secretario parlamentario del bloque y ex diputado, Alejandro Cacace -ambos son expresión de un ala más “liberal” dentro de la UCR-: “En leyes aprobadas en general, los rechazos en particular son modificaciones. La Cámara de origen (Diputados) puede insistir. Otra cosa es que lo haga (legislar por sí sola un impuesto)”.

Fuera de la grieta en la UCR, no parece haber tampoco en la oposición dialoguista un criterio unificado aun. En este sentido sorprendió Miguel Pichetto, que al salir en la tarde de este jueves de la reunión de jefes de bloques dialoguistas con el titular de la Cámara, Martín Menem, y el jefe de Gabinete Guillermo Francos, sentenció: “La moratoria previsional no se trató en el recinto del Senado y no se puede tratar en Diputados. Lo mismo monotributo social [el artículo 100 del paquete fiscal, que fue eliminado]. No se van a tratar de nuevo”.

Más temprano, el constitucionalista Andrés Gil Domínguez había interactuado con el diputado Carbajal y otros usuarios en X. Abonó esta línea interpretativa: “(Diputados) No puede volver a tratar los títulos (con sus respectivos artículos) que fueron rechazados por la Cámara de Senadores hasta el año que viene”.

Gil Domínguez abundó en respuesta a un usuario, abogado: “La Constitución solo habilita que prosiga el trámite legislativo si se verifica la voluntad positiva de la Cámara revisora. Esta se expresa mediante la aprobación total o bien con la aprobación basada en adiciones o correcciones del proyecto de ley. El rechazo parcial nunca puede habilitar el regreso a la Cámara de origen porque no existe voluntad aprobatoria expresa, lo cual rompe el esquema de sincronicidad bicameral positiva. Sería irrazonable que la Cámara de origen insistiera con una norma que la Cámara revisora no aprobó”.

En toda esta polémica, el kirchnerismo viene guardando un llamativo (¿estratégico?) silencio.

Vuelta a Diputados

Como se sabe ambos proyectos Ley Bases y paquete fiscal, vuelven a Diputados. Según el artículo 81 de la Constitución nacional, esta, que fue la Cámara de origen puede aprobar con las adiciones o correcciones realizadas por el Senado o bien insistir con la redacción originaria, para lo cual se requiere obtener la misma mayoría (absoluta de los presentes o dos tercios de los presentes) alcanzada por la Cámara revisora.

No se pueden hacer cambios o adiciones en esta instancia.

También parece haber consenso, según un acuerdo interpretativo que data de 1995, que se puede votar “en mosaico”, es decir, aprobar o desechar la totalidad de las adiciones o correcciones hechas en este caso en el Senado, “o aprobar algunas y desechar otras”. La cuestión aparece planteada con lo que eliminó, o rechazó el Senado.

.

La Ley Bases vuelve a Diputados y los cambios tienen final abierto

Subir