Últimas noticias de Argentina

Las vacaciones de los políticos: un cruce entre Frigerio y López Murphy y charlas por la Magistratura

El arranque de la temporada de verano empezó a generar todo tipo de encuentros políticos. Este lunes, en Pinamar, dos de los nuevos diputados que ingresaron en el Congreso tuvieron un encuentro cara a cara con el foco en los «impuestos» y en reducir los privilegios de la política.

Se trata de Ricardo López Murphy, de Republicanos Unidos, y de Rogelio Frigerio, ambos dentro de del bloque de Juntos por el Cambio en la cámara de Diputados.

Los legisladores, que están de vacaciones en Pinamar, se encontraron en el parador Cocodrilo y entre mates y ojotas hablaron de impulsar «una revolución impositiva» que apunte a bajar los impuestos distorsivos y alentar la inversión privada.

López Murphy es el que tiene el discurso más duro vinculado a los excesivos impuestos -según su mirada- que se cobran en el país. Fue parte de sus ejes de campaña la intención de impulsar proyectos para bajar la carga tributaria y aliviar a los contribuyentes

Los diputados fueron críticos del nuevo consenso fiscal que impulsó el Gobierno antes de fin de año y que Horacio Rodríguez Larreta se negó a apoyar. López Murphy destacó la reforma de 2017 que llevó adelante Cambiemos porque, según dijo, apuntaba a una rebaja paulatina de impuestos y ponía tope al gasto público.

El nuevo pacto fiscal que promovió Alberto Fernández autorizó, entre otras medidas, a subir impuestos a las provincias.

Lopez Murphy está instalado en la Costa con toda su familia. Estan su hijos, nietos y varios amigos. Frigerio va todas las tardes al parador Cocodrilo porque allí están sus hijos.

Pero los de la oposición no son los únicos cruces de verano. En Pinamar, uno de los que ya se instaló es Sergio Massa. El presidente de la Cámara de Diputados es habitué de esas playas donde suele pasar largas estadías veraniegas.

En esa partido, gobernado por el opositor Martín Yeza, también está descansando el presidente del Consejo de la Magistratura, el oficialista Diego Molea, que tiene por delante un verano complejo tras el fallo de la Corte que declaró inconstitucional la reforma del organismo que impulsó Cristina Kirchner en 2006.

La Corte le pidió al Congreso que saque una nueva ley y mientras tanto le dijo a la Magistratura que tiene plazo hasta el 15 de abril debe volver a la conformación anterior de 20 miembros. Hoy son 13. Si no lo hace todos su actos serán declarados nulos. 

De esos temas hablaron Molea y Massa en un cruce playero. El presidente del Consejo quería saber si habrá sesiones extraordinarias en el Congreso y si entrará en la lista el proyecto que presentó el Gobierno para modificar el organismo.

El presidentedel COnsejo de la Magistratura, Diego Molea con Graciela Camañao, Pablo Tonelli y Alberto Lugones. Foto Federico López Claro.

El presidentedel COnsejo de la Magistratura, Diego Molea con Graciela Camañao, Pablo Tonelli y Alberto Lugones. Foto Federico López Claro.

En principio, todo indica que podrían habilitarse para mediados de enero y que en la lista se incluiría esa iniciativa que lleva de 13 a 17 a los miembros del Consejo.

Por lo pronto, el Consejo de la Magistratura levantó la feria judicial y trabajará todo enero. Esta semana buscan discutir en la comisión de reglamentación cómo se organizarán las elecciones de abogados y jueces para cumplir con el fallo de la Corte Suprema. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba