La misa que se transformó en un acto militante del kirchnerismo con cantos contra Milei: “La Patria no se vende”

La misa que se transformó en un acto militante del kirchnerismo con cantos contra Milei: “La Patria no se vende”

Al grito de "La patria no se vende", uno de los cantitos bandera de la oposición a Javier Milei, una misa que estaba programada para homenajear a Nora Cortiñas se transformó en un acto militante, en una secuencia que rápidamente se viralizó en redes sociales.

Ocurrió el pasado domingo en la Iglesia de la Santa Cruz, del barrio porteño de San Cristóbal. Allí se llevaba adelante una misa para honrar la vida de Nora Cortiñas, cofundadora y presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; y también de Víctor Ernesto, hijo de Amanda y Adolfo Pérez Esquivel. Ambos murieron a fines de mayo.

Según el video que grabó uno de los asistentes, al momento en que el padre levantó la copa para consagrar el vino y el pan, en los bancos comenzaron a cantar "La Patria no se vende", uno de los hits militantes que enarbola el kirchnerismo desde el lanzamiento de la Ley Bases por parte del gobierno de Milei.

En la grabación se observa también a algunos de los monaguillos acompañar los cánticos con palmas, mientras algún fiel acompañaba con los dedos en V, símbolo peronista. Al lado del altar, había una figura en homenaje a Nora Cortiñas.

El video comenzó a circular por redes sociales. Uno de los movimientos que aprovechó la ocasión fue la agrupación La Néstor Kirchner, una subdivisión de La Cámpora. “En las iglesias andan diciendo: ‘La Patria no se vende’. Más precisamente en la Parroquia Santa Cruz. En una casa de Dios, mensaje a las fuerzas del cielo”, ironizaron en X.

La misa tuvo lugar en la iglesia de la Santa Cruz, que durante la última dictadura militar había sido un punto de refugio y contención para familiares de desaparecidos.

En esa congregación es donde se infiltró el exteniente Alfredo Astiz, que señaló un grupo de religiosos que luego serían secuestrados el 8 de diciembre de 1977 por la dictadura. Fueron en total nueve personas, entre ellos las dos monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet. También las madres Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco, y dos días mas tarde la fundadora de Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor.

Ahí hoy descansan los restos de las madres fundadoras De Careaga y Ponce de Bianco.

Subir